Versiones de testigos en caída de Norma Burgos no cuadran

10/09/2012 |07:35 p.m.
Burgos llegó puntual a su cita con la fiscalía en el Tribunal de Caguas, aferrada a una silla de ruedas. (jorge.ramirez@gfrmedia.com)  
Burgos llegó puntual a su cita con la fiscalía en el Tribunal de Caguas, aferrada a una silla de ruedas.

Caguas. Norma Burgos llegó puntual a su cita con la fiscalía en el Tribunal de Caguas, aferrada a una silla de ruedas. Allí relató lo que le sucedió, que supuestamente el sábado pasado al participar de una bicicletada, un ayudante del alcalde William Miranda Torres la empujó "a propósito" y cayó, lastimándose la rodilla izquierda.

Pero su versión contrasta con los testimonios prestados por el pastor de la iglesia que convocó al evento, con el organizador de la bicicletada, y con el imputado de provocar la caída, Luis "Wicho" Jiménez Pérez.

La saliente senadora y candidata a la alcaldía de Caguas por el Partido Nuevo Progresista (PNP) llegó al Centro Judicial y se reunió por poco menos de dos horas con el fiscal de distrito José Capó, y el fiscal Ángel Rivera.

Ellos determinarán si someten una denuncia en este caso o si no hay elementos suficientes para demostrar que se cometió delito.

"Cada cual está dando sus versiones sobre lo que presenciaron. No se sabe la determinación (que tomarán) hasta que no tengamos el cuadro completo", expresó Capó a este diario, y se supo que ocuparon las bicicletas de Burgos y de Jiménez y se solicitará copia del vídeo en el que se ve parcialmente cuando la senadora cae al suelo.

Burgos alegó que iba en su bicicleta y "desde un principio él (Jiménez) estaba entorpeciendo e impidiéndome correr, me rodearon y no me permitían estar donde tenía que estar".

Dijo que los fiscales no la citaron para una futura ocasión y que estaba dispuesta a hacer declaración jurada, pero que seguirá el proceso, dado a que "no sé el protocolo, yo sólo cumplí con mi responsabilidad de radicar una querella y el fiscal me dirá".

Mostró su rodilla izquierda vendada y con un "brace" y explicó que se lastimó la patela.

Pero Jiménez aseguró que no tuvo que ver con la caída que sufrió Burgos en la bicicletada "Pedalea con Jesús por Nuestra Ciudad".

"Yo como cristiano sería incapaz de agredir a una persona. No está en mi formación moral", expresó el ayudante del Alcalde y persona enlace con las organizaciones de bases de fe del Municipio.

Acompañado por su padre Carmelo Jiménez y por los abogados Ana González y Arturo Aponte, el funcionario municipal negó que su jefe le instruyera agredir a Burgos.

"Esto se ha salido de proporción. Entendemos que fue un accidente", exclamó Jiménez.

Relató que él siempre iba al frente de la bicicletada convocada por la Iglesia Cristiana Puerta del Cielo del barrio Cañaboncito, encargándose de que los carros que iban adelante se movieran para no entorpecer el paso de los ciclistas.

"Lo único que siento es un roce en la goma de la parte de atrás de la bicicleta, pero nunca miro hacia atrás, continúo la marcha y llego al final sin problema. Me entero eventualmente por el pastor Jefté Pereira que la senadora se cayó allá detrás", dijo Jiménez, quien es ciclista.

Cuando este diario le preguntó por qué entonces Burgos lo señala como el responsable de su caída, contestó: "Desconozco, mi misión es transparente y lo mío es que la actividad corra".

Se supo que no le hicieron advertencias de ley al entrevistarlo.

De hecho, el pastor Pereira manifestó que al momento de salir en la bicicletada, "Norma Burgos no siguió instrucciones", dado a que se suponía que a su lado izquierdo iría Miranda Torres y a su lado derecho iría ella "para promover un mensaje de esperanza", pero ella "se adelantó y ocurrió el incidente".

Cuando se le preguntó si Jiménez estaba cerca de ella, respondió que "no lo vi porque él estaba bien a la delantera".

Destacó que oran en su iglesia para que "Dios le conceda una pronta recuperación" a Burgos.

El organizador del evento, Ricardo Rodríguez, sostuvo que Jiménez no tuvo que ver con la caída de la senadora, dado a que Burgos iba "mucho más atrás" que Jiménez.

Señaló que Jiménez no estuvo cerca de Burgos "en ningún momento".

Recalcó que participaron alrededor de 50 ciclistas en esta segunda edición del evento "Pedalea con Jesús por Nuestra Ciudad" y que bicicletas chocan unas con otras, por lo que hubo otras personas que se cayeron.

"No hubo intención de ninguna parte. Estamos orando por Burgos por su pronta recuperación", agregó Rodríguez, quien aclaró que "no estamos molestos con ella, pero sí tristes porque el evento llevaba un fin, un mensaje de esperanza, y se tornó en un mensaje político".

Sí lamentó que Burgos, al levantarse luego de la caída, comenzara a decir palabras soeces, incluso frente a su hijo de 10 años, pero aseguró que harán la tercera edición de la bicicletada el 5 de octubre de 2013.

En el exterior del tribunal se apostaron algunos seguidores de Miranda Torres en apoyo a Jiménez con carteles que leían: "Free Wicho", "Se dan clases para caerte al piso, mentir, actuar, difamar", entre otras.

"Estamos apoyando a Wicho porque es un hombre serio y de palabra. Norma Burgos está buscando llamar la atención y debería coger clases de correr bicicleta", expresó Anthony Claudio, de la urbanización Turabo Gardens.