Bisabuela se opera los senos para verse joven

08/14/2011 | 11:50 a.m.
Marie Kolstad, una activa bisabuela decidió pasar por el quirófano cansada de que sus "pechos fueran en una dirección".(abcNews)  
Su caso se ha convertido objeto de debate en algunos medios nacionales del país donde algunos analistas señalaron la obsesión por la estética

Los Ángeles.-Una mujer californiana de 83 años se ha convertido en noticia en EE.UU. por someterse a una operación de cirugía estética para retocar sus pechos y que sus hijos se sientan orgullosos de su aspecto, según el diario Los Ángeles Times.

Marie Kolstad, una activa bisabuela que trabaja a jornada completa como encargada de una propiedad en el condado de Orange, en el sur de California, decidió pasar por el quirófano cansada de que sus "pechos fueran en una dirección" y su cerebro "en la otra", dijo en una entrevista.

Su caso se ha convertido objeto de debate en algunos medios nacionales del país donde algunos analistas señalaron la obsesión por la estética existente en la sociedad y reforzada por algunos programas de televisión, mientras que en páginas web sobre tercera edad muchos aplaudían su determinación.

La historia de Kolstad salió a la luz en un reportaje que publicó el pasado día 8 el diario The New York Times en el que recogía las experiencias de personas mayores que optaban por la cirugía para quitarse unos años.

"Físicamente tengo buena salud y me apetece, por qué no aprovecharme de eso?", dijo la mujer viuda que cuenta con 12 nietos y 13 bisnietos.

"Mi madre vivió mucho tiempo (94 años) y yo simplemente estoy dando por hecho que eso también me ocurrirá a mí y quiero que mis hijos estén orgullosos de mi aspecto", explicó Kolstad.

La operación tuvo lugar el pasado 22 de julio, tuvo un coste de 8.000 dólares y consistió en la colocación de unos implantes de mama para elevar sus pechos.

Según la American Society for Aesthetic Plastic Surgery, en 2010 se produjeron en EE.UU. 84.685 procedimientos de cirugía estética entre pacientes de 65 años o mayores, y más del 50 por ciento de ésas fueron "lifting" faciales y operaciones de párpado, seguidas por operaciones de pecho, ya fuera para elevar, reducir o agrandar.