Buscan heces fecales de tigres para preservarlos

11/27/2011 | 09:43 a.m.
Las heces recogidas permitirán estudiar el ADN gracias al análisis de una célula del intestino grueso que el gran mamífero elimina con sus deposiciones. (Archivo)  
En Nepal las autoridades se lanzan a la búsqueda de heces fecales de tigres para analizarlas y lograr protegerlos mejor.

Katmandú- El celo de las autoridades nepalíes por preservar la frágil colonia de tigres del país del Himalaya ha llegado al punto de recoger y analizar las heces de los mimados felinos para identificarlos uno a uno y protegerlos mejor.

Los responsables del Proyecto Genoma del Tigre en Nepal (NTGP, en sus siglas en inglés) pretenden crear antes de 2013 un mapa detallado del ADN de los cerca de 150 tigres que habitan en cuatro reservas de vida silvestre en el sur del país.
De acuerdo con un biólogo del proyecto, Dibesh Karmacharya, las muestras de heces serán analizadas para rastrear los movimientos de cada tigre y conocer detalles sobre su árbol genealógico, datos que deben traducirse en mejores políticas de conservación.

Los responsables del NTGP esperan contabilizar el número de tigres que hay en el Parque Nacional de Chitwan, la mayor reserva de estos animales en el país, y dibujar con precisión patrones de movimiento de los felinos en los otros tres parques nacionales.

"La huella de ADN nos ayudará a conocer el tipo de intervenciones necesarias para proteger su hábitat y las estrategias que debemos seguir en la lucha contra su caza furtiva", dijo este científico, adscrito al Centro de Dinámica Molecular de Nepal.

Una de las dificultades que afrontan los conservacionistas es la falta de un número exacto de tigres, ya que los cálculos de las autoridades varían de año a año, algo que se debe en parte al empleo de técnicas defectuosas a la hora de contabilizarlos.

Hasta la fecha, los censos hacían capturando instantáneas con cámaras colocadas en áreas frecuentadas por ellos, "pero ahora, contabilizando los tigres a través del análisis de ADN, se evitará el doble cómputo", se felicitó Karmacharya.

Las heces recogidas permitirán estudiar el ADN gracias al análisis de una célula del intestino grueso que el gran mamífero elimina con sus deposiciones.

"La recopilación de los datos genéticos ayudará también a determinar la salud genética de la población de tigres en Nepal", explicó Kartmacharya, ya que las especies en extinción a menudo deben enfrentarse a los problemas derivados de la endogamia masiva.

Con los datos en la mano, los investigadores podrán sugerir al Gobierno que proteja corredores naturales entre parques para que los tigres puedan cruzarse con miembros de otras "familias".

Otra amenaza importante para una de las especies más amenazadas del mundo es la caza ilegal, y los datos genéticos podrán ayudar en este sentido.

"Si los furtivos son descubiertos con partes de un tigre, como piel o huesos, se podrá comparar el ADN del animal con nuestra base de datos y averiguar dónde fue cazado el tigre para combatir la caza furtiva con más eficacia", remarcó Karmacharya.

Como explicó recientemente a Efe la conservacionista Prasanna Yonzon, Nepal es uno de los centros más importantes de comercio ilegal de animales salvajes, "porque China es el mayor destino de tigres muertos y el sur de Asia el mayor suministrador".

Dado que las reservas de felinos de Nepal y la India se tocan unas a otras, el censo genético ayudará también a descubrir el grado de mestizaje entre los tigres de un país y otro, ya que las autoridades indias han realizado sus propios estudios de ADN.