Familia china se desnudó para buscar ayuda y pagar cuenta de hijo en hospital

11/29/2011 |09:43 a.m.
El hospital le retuvo el hijo de dos meses, hasta que saldaran los $235 que debían.

Pekín.- Una familia china salió desnuda en las calles de Shuidong Remin, en la comarca de Dianbai, en la provincia sureña de Cantón, en busca de ayuda para pagar la cuenta de uno de sus hijos, de dos meses, en un hospital local, informó hoy el periódico oficial "Global Times".

Según el medio, la pareja debía 1,500 de yuanes ($235) a la "Maternidad de salud de la madre y el niño de Dianbai" en donde estaba internado su último hijo y al que dicho hospital decidió retener hasta que sus padres cancelaran la cuenta.

Las autoridades locales informaron de que la pareja, apellidada Zhang, oriunda de la provincia central de Henan, salió a las calles acompañada de sus otros dos hijos, también desnudos, en busca de ayuda.

Tras la intervención de la policía, el hospital decidió condonar la deuda y entregar al recién nacido a sus progenitores.

Según el medio, los padres del niño llegaron hace tres meses a Cantón para trabajar en una estación de rescate en Dianbai.

La situación de la familia Zhang es un exponente de los 100 millones de personas que viven en la pobreza en China.

La población oficial china en estado de necesidad pasará de 26.88 millones de personas a alrededor de 100 millones, después de que el Gobierno chino anunciara hoy que doblará el umbral de pobreza nacional para igualarlo al estándar de la ONU (personas que viven con menos de un dólar al día).

Hasta ahora Pekín consideraba pobres, y por tanto candidatas a recibir subsidios estatales de ayuda al desarrollo, a las personas con ingresos menores a 3.4 yuanes diarios (53 centavos de dólar, 39 céntimos de euro), pero a partir de ahora entrarán en esta clasificación aquellos con menos de 6.3 yuanes al día (98 centavos de dólar, 73 céntimos).

Aunque China ya es la segunda economía mundial en términos de producción total (PIB), su renta per cápita, debido a la elevada población, es aún muy baja ($4,300 anuales en 2010), lo que la sitúa en torno al centésimo puesto en el ranking de naciones del planeta.