Lanzan una soda afrodisíaca

07/19/2012 | 05:03 p.m.
Dos emprendedores franceses han lanzado al mercado una bebida de azafrán y kiwi con el nombre de DSK. (AFP)  
Se trata de un producto de etiqueta "bio" generado con kiwis de agricultura biológica, sirope de caña de azúcar y azafrán.

Dos emprendedores franceses han lanzado al mercado una bebida de azafrán y kiwi con el nombre de DSK, que no se refiere al acrónimo por el que se conoce al exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), sino al del brebaje gaseoso "Drink Safran Kiwi", al que le atribuyen propiedades afrodisíacas.

Stephane Briault y Patrice Guilliard, creadores de la bebida de color anaranjado cuyo apelativo flirtea con el sobrenombre por el que se conoce a Dominique Strauss-Kahn, aseguran que se trata de una bebida "cien por cien natural".

Los empresarios no niegan la ambigüedad de la marca, que se relaciona con el célebre político, sumido desde hace un año en una retahíla de escándalos sexuales.

"A la gente le gustará o no, pero una cosa está clara: se acordarán", comentó Briault en declaraciones hoy al diario "Le Populaire".

Se trata de un producto de etiqueta "bio" generado con kiwis de agricultura biológica, sirope de caña de azúcar y azafrán que no lleva ni colorantes ni conservantes y producido en el departamento de la Creuse, en el centro de Francia.

Esperan, además, que el azafrán de la fórmula le conceda propiedades afrodisíacas, pues se supone que esa preciada especia despierta la libido femenina, además de llevar asociada la reputación de resultar beneficiosa para la respiración o la tensión arterial.

Los empresarios, amigos de la infancia, esperan colocar en el mercado 10.000 botellas "en los próximos días", aunque no en grandes establecimientos de distribución.

La idea es situar la bebida como un producto de lujo -el lote de seis botellas de 27 centilitros cada una costará 16 euros (unos 19,5 dólares)- y vincularlo al mundo de la noche como combinado para cócteles, pues casa muy bien con la ginebra, y el azafrán atenúa los efectos nocivos del alcohol, aseguran.

Los empresarios han registrado la marca DSK para su bebida en el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual de Francia.