Paracaidista Félix Baumgartner busca romper la barrera del sonido

10/01/2012 |04:33 p.m.
El ex paracaidista militar austríaco Félix Baumgartner, de 43 años, espera alcanzar 690 millas por hora(Archivo)  
El lunes próximo, sobre Nuevo México, Baumgartner intentará la mayor caída libre de la historia.

Cabo Cañaveral.- Los enormes riesgos que implica el paracaidismo estratosférico no arredran al "Temerario" FélixBaumgartner.

Cuando uno se lanza en paracaídas desde una altura intimidante de 23 millas, la sangre le puede hervir, los pulmones expandirse en exceso, los vasos sanguíneos del cerebro estallar, los ojos padecer hemorragia y también quebrarse el cuello.

Pero el lunes próximo, sobre Nuevo México, Baumgartner intentará la mayor caída libre de la historia en un intento por consagrarse como el primer paracaidista que rompe la barrera del sonido.

"Hay muchas incógnitas", dijo Baumgartner, "pero tenemos soluciones para sobrevivir".

El ex paracaidista militar austríaco de 43 años espera alcanzar 690 millas por hora, equivalentes a Mach 1, después de lanzarse desde la cápsula sostenida por un globo aerostático sobre el desierto de Nuevo México cerca de la ciudad de Roswell.

Solamente tendrá un traje presurizado y un casco de protección en su intento supersónico 65 años después de que Chuck Yeager, en un avión cohete experimental, se convirtió en el primer ser humano en viajar a mayor velocidad que el sonido.


Médicos, ingenieros y otros expertos en el equipo de Red Bull, que patrocina a Baumgartner, han pasado cinco años estudiando los riesgos y creen haber hecho todo lo posible por hacer que sobreviva. Ha probado su traje y su cápsula en dos ensayos, en los que saltó a una altitud de 15 millas en marzo y 18 millas en julio.

Baumgartner saltará desde una altura tres veces superior a la altitud promedio a la que vuelan los jets de pasajeros para caer en un semivacío donde apenas hay oxígeno y una presión inferior al 1% de la terrestre.

Si todo sale bien, alcanzará la velocidad del sonido en más o menos medio minuto a una altitud de unos 100,000 pies. Posteriormente su descenso perderá velocidad a medida que la atmósfera se torne más densa, y después de cinco minutos de caída libre accionará su paracaídas principal. Todo el descenso debería durar de 15 a 20 minutos.

Llevará encima cámaras que transmitirán en vivo el salto en internet.

"Queremos compartirlo con el mundo", explicó el intrépido. "Es como descender sobre la Luna. ¿Por qué lo transmitieron en vivo?"