Récord Guinness por leer 114 horas corridas

10/24/2011 |11:02 a.m.
Un nepalí de 26 años inscribió hoy su nombre en el libro Guinness de los récords después de leer durante 114 horas seguidas.

Katmandú- Un nepalí de 26 años inscribió hoy lunes su nombre en el libro Guinness de los récords después de leer durante 114 horas seguidas, pese a sufrir signos de desorientación y pérdidas de memoria, informó a Efe una fuente de su familia.

Dinesh Acharya se embarcó el pasado miércoles en el reto de leer sin interrupción durante 151 horas, pero se detuvo hoy, en el quinto día de competición, sabedor de que había superado el anterior récord mundial, en manos de un compatriota suyo que leyó 113 horas.

"Paró de leer a las 4 de la madrugada, cuando superó el récord anterior. Su estado comenzó a complicarse tras la tercera noche, y en la quinta parecía estar sufriendo pérdidas de memoria", dijo a Efe su hermana, Ishwara Acharya.

Aunque Dinesh Acharya leía sin cesar, no comprendía nada de lo que estaba leyendo y, de vez en cuando, preguntaba, "Dónde estoy?", añadió su hermana.

Lo primero que hizo el joven nepalí cuando cumplió su objetivo fue marcharse a dormir, y luego pasó un reconocimiento médico, donde le aconsejaron que durmiera y no hablase con nadie.

Acharya seleccionó para su gesta unos 150 libros escritos en nepalí -entre ellos una biografía de Napoleón-, aunque no los terminó todos, y las últimas páginas que leyó al batir el récord procedían de una obra de poesía infantil, según su hermana.

A Acharya se le permitía, de acuerdo con las reglas de la organización, parar cinco minutos por hora a fin de ir al servicio o comer, y también beber en cualquier momento mientras continuaba con su lectura, realizada en una especie de tienda al aire libre.

Durante estos días, la dieta de este lector empedernido ha estado compuesta de zumos de fruta, sopas de lentejas, champiñones y otros alimentos ricos en proteínas, explicó Ishwara Acharya.

El anterior récord mundial estaba en manos de otro nepalí, Deepak Sharma Bajgain, con 113 horas y quince minutos de lectura ininterrumpida.