Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

A medias la enseñanza en escuela de Guayama

Por Femmy Irizarry Álvarez 01/28/2018 |11:45 p.m.
Este plantel está bajo la Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas de Puerto Rico.  
Invasión de palomas, falta de electricidad, filtración y hongo aquejan a escuela.

La situación en la escuela María Socorro Lacot de Guayama va de mal en peor.

Además de la falta de luz, este plantel -con 1,100 estudiantes- tiene problemas de filtraciones y palomas en la cancha, que tuvo que ser clausurada, y el elevador lleva meses dañado.

Caroline López, representante de la Asociación de Maestros de Puerto Rico en el distrito de Guayama, denunció que desde el año pasado han seguido los procedimientos necesarios para que resuelvan los problemas que enfrentan y no pasa nada.

Este plantel está bajo la Autoridad de Edificios Públicos (AEP), que fue acusada de negligente por la funcionaria.

Además de las filtraciones en el techo, “se tapan los drenajes de agua, por deficiencia en la construcción, y se desbordan.

También entran las palomas y hay hongo”, enumeró.

Indicó que allí hay dos salones para educación física y a una de las maestras se le prohibió entrar por condiciones de salud.

Precisamente, el pasado 10 agosto personal de La Fortaleza fue a la escuela a verificar la situación, pero se quedó en una visita, denunció. 

“Los estudiantes quieren poder tomar sus cursos de educación física y la maestra quiere regresar a su salón”, mencionó López, quien dijo que los alumnos aprenden solo la parte teórica de la materia.

En cuanto al elevador, la representante de la Asociación informó que está dañado desde mayo pasado y hay estudiantes con impedimentos, así como maestros que están en acomodo razonable bajo la Ley para personas con discapacidades (ADA).

Ejemplificó que hay un alumno en silla de ruedas, por un accidente, y tiene que estudiar en la biblioteca donde las maestras van a ofrecerle sus clases.

Sobre la falta de electricidad, dijo que los más afectados son los salones de educación especial, entre ellos el de Vida Independiente, donde hay filtraciones que, a su vez, provocan hongo.

“Están sin luz 10 talleres ocupacionales, tres académicos, cinco de educación especial y uno de terapias. Los estudiantes afectados son 485”, informó.

Y es que el plantel, ubicado en la carretera PR-54, tiene algunas áreas con luz. Todos los estudiantes salen al mediodía.

“La información que tengo es que hay una pieza quemada; que se compró desde finales de noviembre y no ha llegado”, argumentó.

Regresa a la portada