Buscan pistas sobre derrame de mercurio en Ciales

12/27/2012 |
Solo tres residencias de las 36 que verificó la EPA arrojaron niveles altos de mercurio. (Para Primera Hora / Nelson Reyes Faría)  
Se hicieron análisis a más de 60 personas para ver si están contaminadas.

Ciales. La salud de decenas de familias del barrio Cordillera, en este municipio, se podría afectar debido al hallazgo de mercurio en esa zona.

Desde hace varios días, personal de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) se encuentra buscando de dónde salió el químico.

“Hemos podido identificar el área en donde está presente, pero no hemos podido establecer cuánto material hay ni de dónde proviene”, indicó Geoffrey Garrison, coordinador de campo de la EPA.

Según dijo, se realizaron inspecciones con equipos electrónicos en al menos 36 residencias y solamente tres arrojaron un nivel de mercurio más alto del considerado normal, que es de 1,000 nanogramos por metro cúbico.

“La tendencia es que, aparte de las casas en donde los muchachos llevaron el mercurio, no hemos encontrado contaminación en las demás”, aclaró.

No obstante, los inspectores del equipo de Emergencias Ambientales de la EPA estarán realizando una excavación durante el día de hoy para poder dar con el origen de esta sustancia, que en el estado en que se encontró tiene una apariencia de líquido metálico.

El área afectada es una esquina de la calle principal de la comunidad Alturas de Cordillera, donde se encontraban unos buzones que tuvieron que ser removidos para proceder con la inspección y labores de limpieza.

Mientras, personal del Centro de Preparación en Bioseguridad del Departamento de Salud estuvo durante la mañana de ayer, miércoles, realizando pruebas de orina a más de 60 personas de la comunidad, que luego serán analizadas para detectar la presencia de mercurio en el cuerpo. Los resultados serán entregados a las personas en algún momento de la próxima semana.

Tranquilos los vecinos

Por otra parte, varios de los vecinos que entrevistó Primera Hora dijeron sentirse tranquilos, aun sabiendo los riesgos que representa entrar en contacto con este químico.

“Ellos (la EPA) hicieron una reunión y nos informaron de todo lo que estaba sucediendo y cómo iban a proceder. No estoy preocupada. Ellos nos dijeron que, a menos que hayamos tenido contacto directo, no corremos peligro”, dijo Ana Bagué Ortiz, quien vive al cruzar la calle de donde se encontró la sustancia.

Hace dos semanas, la EPA fue alertada sobre la presencia de mercurio en la escuela superior Juan Antonio Corretjer Montes del mencionado municipio. La investigación apuntó a que, aparentemente, dos estudiantes trajeron el químico hasta la escuela en diferentes frascos para jugar.