Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Confieren 6 medallas Sor Isolina

Por Nydia Bauzá / [email protected] 12/12/2017 |11:45 p.m.
Al centro, el presidente cameral Carlos “Johnny” Méndez junto a los galardonados. Este año fueron nominadas 23 personas. En los pasados 15 años, 90 personas han recibido el galardón por su servicio a personas necesitadas. ([email protected])  
Estas personas fueron galardonadas este año por su servicio al prójimo.

En tiempos de grandes desafíos socioeconómicos que se han agudizado tras el paso del huracán María, seis “héroes anónimos” que se han destacado por su servicio comunitario en distintos puntos del País, fueron honrados ayer con la medalla a la Excelencia en el Servicio al Prójimo Sister Isolina Ferré 2017.

Los premios fueron entregados en una sesión especial de la Cámara de Representantes, liderada por supresidente Carlos “Johnny” Méndez.

“Sister Isolina solía decir que ‘no es dar, es darse’ y estas personas que hemos reconocido con la medalla que lleva el nombre de nuestra fundadora han partido de sus propias vivencias y talentos para servir a los demás”, expresó José Luis Díaz Cotto, principal oficial ejecutivo de los Centros Sor Isolina Ferré.

“Todos han tenido que enfrentar situaciones y vencer retos para poder hacerlo con entusiasmo, alegría y desprendimiento. Gracias por esa entrega a nuestros niños, jóvenes y a quienes más lo necesitan”, añadió Díaz Cotto. 

En el área de la cultura, la medalla le fue conferida a María Inés Suárez Pérez Guerra, fundadora y directora musical durante 34 años del Coro de Niños de Ponce, y al maestro de 32 años, Hernando José Dorvillier Hernández, quien fundó la Escuela Comunitaria de Música de Casa Pueblo en Adjuntas, para brindar un espacio a la niñez y juventud que por motivos geográficos, económicos o sociales no tienen la oportunidad de recibir una educación musical.

Migdalia González Lugo, a quien se reconoce como el motor detrás del Centro de Ayuda y Terapia al Niño con Impedimento, Inc. (Centro Ayani) en Moca, fue premiada en el área de desarrollo comunitario, mientras, que en el área de la salud, la estudiante universitaria Vilmarie Ocasio Espada, de 18 años, fue galardonada por crear a su corta edad programas de reciclaje en Manatí, campañas educativas y de recaudación de dinero para diversas enfermedades e impulsar un proyecto de ley para crear un registro de personas diagnosticadas con esclerosis múltiple.

En el renglón de educación, otra universitaria de 18 años, Enerys Pagán Olaguibel, de Toa Alta, recibió la medalla por impulsar la creación de Jóvenes Científicos por Puerto Rico, una organización que brinda apoyo a estudiantes interesados en las ciencias. 

Por su labor en la prevención de violencia fue honrado Marcos Santana Andújar, de 31 años y residente en San Juan, quien ha dirigido varios albergues para víctimas, incluyendo el que le sirvió de hogar durante su infancia.

Además, es fundador de la Red de Albergues, Instituciones y Centros para Menores en Puerto Rico y cofundador de la Red de Albergues para Mujeres Víctimas de Violencia. 

Regresa a la portada