Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Dan la mano al coser mosquiteros

Por Bárbara J. Figueroa Rosa / [email protected] 12/18/2017 |11:45 p.m.
El proyecto, que es avalado por MCS Foundation y su programa Green for Puerto Rico, impactará a cerca de 75 familias en 29 sectores alrededor de la Isla. (Suministrada)  
Grupo de mujeres confeccionan las piezas para proteger comunidades.

Cada puntada es un acto de amor al prójimo y solidaridad para un grupo de costureras de la comunidad Pueblito del Carmen, en Guayama, quienes se unieron para confeccionar mosquiteros que serán donados como un mecanismo de prevención a hogares donde, luego del huracán María, este producto se ha convertido en una gran necesidad.

Las protagonistas de la hermosa gesta son cinco mujeres, participantes del programa de Acción Social de Puerto Rico, quienes desde principio de año se reúnen semanalmente para participar de un proyecto de autogestión mediante unos talleres de costura que les han permitido insertarse al mundo laboral.

Pero la dinámica del grupo cambió inesperadamente el pasado mes de septiembre tras el azote del huracán María, según explicó a Primera Hora Isis Morales, técnica comunitaria del programa y encargada del taller que tuvo que ser suspendido a causa del ciclón. 

“Después del huracán, como parte de Acción Social, empezamos a visitar comunidades a llevar suministros. Y siempre las personas nos preguntaban si teníamos mosquiteros o repelente. Entonces, nos dimos cuenta que la acumulación de agua, basura y escombros había generado ese problema de salubridad con los mosquitos y que ese era un asunto que podíamos atender. Y fue así que surgió la idea de involucrar a las personas que habían tomado el taller de costura para que fueran ellas las que los confeccionaran”, explicó Morales sobre el proyecto que impactará a 75 familias en 29 sectores en la Isla.

Jennifer Cruz, una joven madre de 30 años, es parte de las “mosquiteras” que colaboran en la emotiva iniciativa en la que se dará prioridad a hogares con personas encamadas, niños y envejecientes.

“La necesidad me hizo cooperar con el proyecto porque quiero ayudar a otras comunidades que, al igual que nosotros, todavía no tienen luz ni agua y presentan estos problemas de mosquitos”, dijo quien aprendió a coser en el taller y, desde entonces, se ha convertido en un método de autogestión, pues aprendió a hacer cartucheras, carteras y uniformes escolares que vende para ayudar en los ingresos de su hogar.


Doña Carmen de León Vázquez, es otra de las participantes del programa y tal vez la de mayor experiencia, pues ha dedicado gran parte de sus 58 años a la costura.

“Me siento bien complacida de que me hayan escogido para esto tan bonito. Ha sido una sorpresa. Empecé para fortalecer y ayudar a las muchachas, y mírame dónde estoy”, expresó vivaracha.

Las mosquiteras de Pueblito del Carmen -quienes tienen el centro en la escuela Francisco Navarro Colón tras un acuerdo colaborativo con el municipio de Guayama- confeccionarán protectores de cama en diversos tamaños -desde cunas hasta size king- y los mismos serán distribuidos por el personal de Acción Social. Posteriormente, evalúan extender el proyecto a una microempresa (tipo cooperativa) en la que se diseñarán otros productos. “Queremos que este sea nuestro sustento de ahora en adelante”, dice Jennifer quien agradeció a MCS Foundation y su programa Green for Puerto Rico por donar un generador eléctrico que les permite operar a capacidad el centro de costura.

Regresa a la portada