Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Denuncia dudoso contrato

Por Primerahora.com 11/07/2017 |00:00 a.m.
El documento indica que por $60,000 mensuales se realizó el pacto con la empresa Soler Health. (Archivo)  
Líder comunitario dice que alcalde de Guánica quiere privatizar el CDT.

El líder comunitario Ismael Rodríguez denunció que en medio de la crisis que viven los ciudadanos más necesitados en las comunidades aisladas del País, el alcalde de Guánica, Santos “Papichi” Seda, determinó privatizar “de manera oculta” la sala de emergencia del Centro de Diagnósitco y Tratamiento (CDT) de este municipio, en un proceso junto a la Legislatura Municipal, sin espacio para las minorías ni realización de vistas, subasta pública o análisis de las alternativas disponibles. 

Rodríguez, quien además es vicepresidente del Comité Municipal del Partido Popular Democrático (PPD) en Guánica, explicó que “aquí estamos viendo otro contrato tipo Whitefish, donde por la friolera de $60,000 mensuales, más el 7% de las primeras 100 facturas y el 9% de las subsiguientes, se privatiza la sala de emergencia de nuestro pueblo de manera oculta”.

El líder comunitario, quien circuló copia de un documento de la Legislatura Municipal del 28 de octubre pasado sosteniendo lo explicado, ilustró que la negociación se realizó con la empresa Soler Health, representado por el Dr. William Soler Lamberty, según consta el documento legislativo municipal. 

“Curiosamente, ese mismo documento esboza como razón para la privatización ‘brindar un mejor servicio a los contribuyentes’, admitiendo implícitamente que el servicio que el mismo Municipio estaba proveyendo actualmente no es el mejor”, argumentó Rodríguez.

“La maniobra del alcalde Santos Seda beneficia ampliamente al privatizador, ya que tanto el director médico, coordinador médico, jefa de enfermeras y supervisora de enfermeras seguirán siendo pagadas por el Municipio, resultando en gastos adicionales dentro de la sala privatizada”, sostuvo Rodríguez por escrito.

“Pareciera que las administraciones del Partido Nuevo Progresista (PNP), tanto en Guánica como en el gobierno estatal son especialistas en contratos leoninos que buscan traspasar los bienes del pueblo a los privatizadores, donde no se protegen los intereses de la ciudadanía. Esto es un Whitefish guaniqueño y es una vergüenza que esté pasando, precisamente cuando el País sigue en estado de emergencia”, añadió el líder comunitario.

Finalmente, hizo un llamado a las autoridades locales y federales a intervenir y hacer un análisis de la situación, en la búsqueda del mejor uso de los bienes del pueblo.

Regresa a la portada