Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Empujón para ayudar a Haití

Por Michelle Estrada Torres / [email protected] 10/17/2016 |00:00 a.m.
Se hace un llamamiento especial a las personas y comerciantes para que hagan llegar su ayuda al puerto de Ponce. ([email protected])  
La Barcaza de la Esperanza partirá el miércoles al azotado país, pero todavía faltan vagones por llenar de víveres y medicinas.

La respuesta de los puertorriqueños en el recogido de comida enlatada, agua, medicinas y materiales de construcción para la población haitiana ha sido monumental, por lo que ayer había alrededor de 40 vagones con mercancía en el Puerto de Ponce.

A eso se le sumarán las aportaciones de la Asociación de Industriales y de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico, entre otras entidades, que llevan más de una semana recogiendo donativos para el país caribeño azotado intensamente por el huracán Matthew.

Sin embargo, la meta de los organizadores de Por Haití Ahora es llenar con 100 vagones la Barcaza de la Esperanza, como se le llama a la embarcación que dejará los víveres en el vecino país. De ahí nace el llamado a que más empresas y municipios se unan a la iniciativa entre hoy y mañana, porque el objetivo es emprender el viaje el miércoles.

Willer Vélez Quiñones, dueño de Willer Cash & Carry en Yauco y creador de Por Haití Ahora, dijo que al momento han cooperado iglesias, estudiantes, fraternidades, organizaciones, comerciantes, municipios y el pueblo en general. Pero todavía hace falta un empujón.

“Ha habido municipios que no han respondido, pero los exhortamos a que lo hagan porque hay personas en distintos pueblos que quieren aportar, pero no tienen (un lugar) a dónde llevar la mercancía, ni transportación para traerla a Ponce”, indicó Vélez Quiñones.

El comerciante explicó que quienes deseen cooperar pueden entregar los artículos directamente en el Puerto de Ponce, de 9:00 a.m. a 6:00 p.m. Si son grandes cantidades, se les pide que dejen los vagones porque ya no hay espacio para almacenar. 

 
Empujón para ayudar a Haití

La Barcaza de la Esperanza partirá el miércoles al azotado país, pero todavía faltan vagones por llenar de víveres y medicinas

Además, se necesitan materiales de empaque y manos para organizar los víveres y montar la barcaza, que llegará hoy al puerto. La barcaza es una donación del empresario José González Freyre, dueño de Panamerican Grain.

El organizador señaló que recogerán mercancía hasta el miércoles por la mañana y se proponen partir esa tarde hacia el muelle Les Cayes, en el suroeste de Haití. 

“Nosotros vamos a ir directamente. José González y un equipo de trabajo vamos a estar con diferentes grupos cívicos de allá, iglesias y entidades que se han identificado para entregarle la mercancía”, sostuvo Vélez Quiñones.

Felices de ayudar

Christopher Vélez Rodríguez, de 26 años de edad, fungía ayer como voluntario en el puerto junto a varios integrantes de la organización Cadetes Médicos Adventistas.

“Esto es regalarle un poco a Haití de lo que nosotros tenemos acá. Para mí significa ayudar al prójimo, para eso estamos en este mundo. Como nosotros queremos que nos traten, así tratamos a los demás”, expresó el ponceño residente en Juana Díaz.

El grupo compuesto mayormente por universitarios se fajó montando paletas de madera, moviendo y organizando mercancía. También recolectarán artículos en la Academia Adventista de Ponce hasta mañana.

“Estamos hoy al servicio de la comunidad y de nuestros vecinos de Haití. Es algo que me apasiona y uno se siente lleno cuando puede ayudar a otras personas que tristemente han pasado por alguna necesidad o han perdido mucho”, mencionó la ponceña Camille Carrillo Pontón, de 22 años.

Regresa a la portada

Tags

huracánHaití