Escuela en Toa Baja urge de ayuda-VÍDEO

Por Francisco Rodríguez-Burns / frodriguez@primerahora.com 09/05/2013 |
Las aguas estancadas son la orden del día en la escuela elemental José Nevárez López, de Toa Baja. (Suministradas)  
Hay desde fuentes y lavamanos inservibles, hasta patios llenos de agua.

Toa Baja. La escuela elemental José Nevárez López, ubicada en la comunidad especial San José, luce recién pintada. El césped de la entrada se pudo haber podado hace dos o tres semanas. Todo, más o menos, parecía estar en orden.

Pero detrás de las paredes verde menta de la entrada del plantel se esconden una serie de deficiencias estructurales que atentan contra el bienestar de su matrícula. Las fotos suministradas a Primera Hora muestran patios con agua empozada, baños y salones inundados, fuentes de agua dañadas, entre otros problemas. Un vídeo captado desde un teléfono celular también presenta el agua cayendo a chorros por las filtraciones del techo de una cancha de baloncesto.

El lavado de cara que aparentemente se le dio a la instalación educativa para el nuevo año escolar de nada valió para tapar una estructura que requiere de atención inmediata. El mismo cuadro podría repetirse en decenas de otros planteles, pero los padres de la escuela de Toa Baja se organizaron para llevar su voz de protesta

“Tenemos mucha frustración. Nos hemos movido. Hemos escrito muchas cartas y todo se queda en nada” , indicó Carmen Báez, quien dirige un grupo de padres voluntarios del plantel. La madre explicó que en octubre de 2012, se realizó un estudio de necesidad que encontró decenas de áreas en la escuela que requerían ser corregidas.

De hecho, funcionarios de varias agencias, como la Oficina para el Financiamiento Socioeconómico y Autogestión y la Autoridad de Edificios Públicos, visitaron el plantel, pero la gran mayoría de los señalamientos, por no decir todos, quedaron sin resolverse.

 
Escuela en Toa Baja urge de ayuda

Hay desde fuentes y lavamanos inservibles, hasta patios llenos de agua.


El alcalde de Toa Baja, Aníbal Vega Borges, donó una fuente de agua y prometió un plan de fumigación. Pero, el Departamento de Educación ha brillado por su ausencia. Intentos por obtener una reacción por parte de la agencia durante el día de ayer también resultaron infructuosos.

“Sólo queremos que se arreglen los problemas de la escuela para que los niños puedan tener un sitio de estudios adecuado. Creo que ellos se lo merecen” , dijo el instalador de paneles, Juan Luis Rojas, de 35 años y residente del barrio San José.

Según aseguraron los padres entrevistados, las tuberías de desagüe devuelven mucha del agua al interior del plantel y a sus inmediaciones. A esto se añade otros problemas, como la falta de luz en los salones, lavamanos tapados, grietas en las paredes y problemas de voltaje. “Estamos desesperados. Hay desorden y urge que atiendan esta situación”, indicó Brenda Marcano, otra madre de estudiantes.

Tags

Toa Bajaescuela