Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Habrá que buscar otro contratista para el Puente de Hierro

Por Michelle Estrada Torres / [email protected] 02/17/2017 |00:00 a.m.
De los cerca de $6 millones para la obra, faltan $200 mil por usar. De necesitar más, Carreteras responderá. ([email protected])  
Tras la salida de Robles Asphalt, el DTOP no aclaró si la próxima empresa se elegiría mediante subasta

Coamo. El titular del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos Contreras Aponte, aseguró  que mantenía conversaciones con la Administración Federal de Carreteras (FHWA, en inglés) para encaminar lo antes posible la finalización del nuevo puente sobre el río Descalabrado.

Luego de que Primera Hora revelara que la empresa Robles Asphalt abandonó en el verano pasado la construcción del acceso que sustituirá al deteriorado Puente de Hierro entre Coamo y Juana Díaz, Contreras Aponte dijo que el tranque está en que ese contratista está impedido de hacer obras para el gobierno de Puerto Rico.

“La paralización del proyecto ocurre luego de que el contratista quedó fuera del Registro Único de Licitadores de la Administración de Servicios Generales. No te sé decir la fecha particular, pero como consecuencia de ello no pudieron continuar”, señaló.

Contreras Aponte no explicó por qué la compañía quedó fuera del registro, pero el alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla, recordó que se debió al fraude cometido contra la Autoridad de los Puertos durante la construcción de la pista del aeropuerto Rafael Hernández en Aguadilla.

Robles Asphalt y BTB Asphalt Corp. fueron multadas por el gobierno federal, en $3,605,629 cada una, por haber suplido y aplicado un asfalto distinto al exigido en la subasta de aquella obra, y alterar las pruebas de laboratorio con el fin de engañar a Puertos.

“Surge el problema de Robles Asphalt con el asfalto en el aeropuerto de Aguadilla y lo inhabilitaron de tirar. Cuando vino esa regulación y la restricción de que hiciera proyectos públicos, ahí fue que se trancó (el puente)”, señaló García Padilla.

El secretario del DTOP mencionó que el miércoles, durante una conversación con funcionarios de la FHWA, les reiteró que Robles Asphalt no puede terminar el puente, al que dijo le falta la capa final de asfalto, el marcado y las vallas de seguridad.

“Les dije que tenemos que buscar una solución porque aunque el contrato se paga con fondos federales, si la empresa no está en el registro no puede terminar el trabajo”, expuso Contreras Aponte. No se aclaró si el nuevo contratista se elegiría mediante subasta.

El funcionario no certificó si la construcción que hizo Robles Asphalt cumple con los parámetros establecidos en el contrato. Solo dijo que la obra era inspeccionada regularmente por la Autoridad de Carreteras y que cuando se retomen los trabajos habrá que ver si hubo daño por falta de mantenimiento o vandalismo.

Ante la denuncia de vecinos del área de que a raíz de esta construcción el agua de lluvia se mete en sus casas y en un colmado, Contreras Aponte comentó que “habría que ver si de verdad es consecuencia de este proyecto”. 

Al preguntarle si repararán de una vez la carretera PR-14, que está llena de hoyos antes y después del puente, respondió que “no necesariamente el trabajo del puente contempla arreglar las carreteras aledañas”.

Sin embargo, el alcalde de Coamo afirmó que deben repararla por su estado de deterioro.

“Tienen que incluir asfaltar la PR-14 porque ellos destruyeron la carretera durante la construcción. Tienen que subsanar ese problema”, manifestó García Padilla.

De los cerca de $6 millones que se asignaron a la obra, Contreras Aponte indicó que faltan $200 mil por usar. Agregó que si para terminar los trabajos se necesita más dinero, la agencia tiene para responder.

Regresa a la portada

Tags

Coamo