Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Llega la luz para familia que llevaba casi 20 años sin electricidad

Por Femmy Irizarry Álvarez 01/30/2018 |11:45 p.m.
Edison Rivera de Jesús y su familia son todo sonrisas al ver funcionando el televisor de su hogar. Primera Hora reseñó su dura historia de necesidad en octubre pasado. (Suministrada)  
Edison Rivera y su familia disfrutan de este servicio, gracias a una donación de New Energy.

“Esta mañana le estaba diciendo a mi esposa que como son tantos años sin luz, me levanto desorientado. Cojo el flashlight y ella me dice: ‘¡si hay luz muchacho!’, y sigo andando a oscuras prendiendo el flashlight. Como que estoy desorientado… hasta que no me acostumbre. Parece cómico, pero es la verdad”.

Esa es la nueva realidad de Edison Rivera de Jesús tras casi 20 años sin luz en su hogar en Maricao, luego que el huracán Georges (1998) rompiera un poste frente a su casa y nunca más supo lo que era prender un interruptor.

Hoy, gracias a la empresa boricua New Energy -que instaló una batería y 12 paneles solares en la residencia- Rivera de Jesús ya tiene el servicio. 

Primera Hora publicó el pasado 25 de octubre, la historia de este agricultor de 56 años, residente en La Guava, una comunidad aislada de la zona urbana y en la que hay siete casas, todas de sus familiares.

“Ahora yo soy el único que tengo luz, porque aquí nadie tiene”, dijo sonreido sobre la situación que enfrenta su comunidad ante la falta de electricidad. 

Sin embargo, ahora ellos se han convertido en los buenos samaritanos para ayudar a los demás vecinos.

“Realmente, ha sido algo emocionante; es algo que no se puede describir. Se siente bien tener luz en su propia casa y no tener que ir a casa de mi suegra”, agregó Jeanette Mercado, esposa de Rivera de Jesús, con quien lleva casada 22 años, casi el mismo tiempo que llevaban sin electricidad.

 
Don Edison... ¡tiene luz!

Finalmente, luego de casi 20 años, tiene luz en su casa de Maricao.


Tras muchos procesos burocráticos, en un momento el municipio le indicó que para tener el servicio el agricultor tenía que poner ocho postes, lo que fue imposible. 

También en ese período nacieron sus dos hijos: ahora uno de 21 años y otra de 17 años.

“Yo me casé muy joven; yo vivía bien pobre y me acostumbré a esa vida”, mencionó la mujer de 37 años, quien el pasado viernes, cuando finalmente instalaron las placas solares en su hogar, se graduaba de técnica geriátrica.

Su esposo comentó orgulloso que Mercado fue “alto honor y recibió el Premio Presidente del Instituto de Banca en Yauco”. 

“Cuando llegué mi reacción fue prender todas la luces, el televisor; me puse a ver películas y nos acostamos a las 12:00 de la noche…”, expresó.

Jeanette añadió que “fue bien emocionante. No pude contener las lágrimas porque realmente no creíamos que fuera posible. Cuando (New Energy) se comunicaron con nosotros sentimos miedo que fuera una broma”.

Sin embargo, las dudas se disiparon “y nos fueron dando más esperanzas, todo fue cambiando hasta que aparecieron a montar todo el equipo… Quiero agradecer a todas las personas que hicieron posible todo esto, especialmente al periodista que cubrió (José Orlando Delgado, GFR Media), a los Bomberos de Puerto Rico y a la empresa (New Enery). Nos cambiaron la vida”.

Precisamente, la historia de Primera Hora fue lo que motivó al CEO de New Energy, Alejandro Uriarte, a ayudar al vecino de Maricao. 

José Luis Reyes, consultor solar de la empresa, explicó que tomaron este caso en particular “por la cantidad de años que lleva en espera de tener luz y la falta de sensibilidad por parte de diferentes gobiernos para poder proveerle energía para tener una mejor calidad de vida”.

El costo del proyecto, entre materiales, paneles y la batería Tabuchi, que fue donada, ascendió a $18,000.

Esa misma cantidad invirtieron en otro hogar, cerca del sector Toro Negro en Orocovis, donde hay una persona que necesita tratamiento de diálisis ocho horas diarias. 

“El señor empezó a llorar”, dijo Reyes sobre el momento en que Rivera de Jesús vio encender la bombilla de su casa la semana pasada. 

Ahora el matrimonio va a economizar para comprar los enseres del hogar. La nevera que tenían se les dañó tras el paso del huracán María; tampoco tienen lavadora. 

“Mis planes son seguir hacia adelante, conseguir un buen trabajo, ayudar a mis hijos, y poner mi casa en condiciones que podamos vivir dignamente y tener mis cosas propias”, indicó Mercado.

En cuanto a la situación de los caminos en el área, Rivera de Jesús indicó que el problema sigue “igual”.

“No han querido ayudarnos más. Parece que el alcalde (Gilberto Pérez Valentín) se molestó cuando salió la historia y el camino está igual, hasta peor. Todavía hay una brecha para pasar, hay varios pedazos desprendiéndose y apenas pasa un carrito. Lo de las placas solares pasaron momentos duros”, denunció.

Reyes dijo que si alguna entidad desea solicitar donación, puede hacerlo a través de: [email protected] o llamando al (787) 960-4003.

Regresa a la portada