Marejadas se están llevando la carretera en sector de Aguada

11/30/2012 |
Aquí se observa un derrumbe en el barrio Guaniquilla, de Aguada, en la PR-441. (Para Primera Hora / Olimpo Ramos)  
En el sector playero de Guaniquilla viven decenas de pescadores.

Aguada. Comerciantes, residentes y visitantes del sector playero de Guaniquilla, en Aguada, están preocupados por que hace semanas las marejadas en la zona están erosionando la orilla y destruyendo parte de la PR-441, que conduce a la zona turística de la Ciudad del Descubrimiento.

Manuel Galloza, portavoz del grupo de comerciantes y residentes, emplazó a las autoridades pertinentes a que trabajen con la situación antes de que se afecten las condiciones del tiempo, que a su vez provocan mayores marejadas.

En esa comunidad viven decenas de pescadores.

“Esto afecta el comercio por la situación que tenemos de tránsito, que debido al derrumbe de parte de la costa se ha ido llevando la carretera y eso provoca que dos vehículos no puedan pasar a la misma vez y, como todos saben, esta es un área bien concurrida durante los fines de semana”, dijo Galloza.

Mencionó que el pasado domingo observó una congestión vehicular en ambas direcciones, hacia Pico de Piedra y hacia la Cruz de Colón, lo que les provocó contratiempos a los automovilistas que viajan de toda la Isla a realizar turismo interno en la zona costera de Aguada.

“El mar se ha llevado prácticamente la acera y ya está cogiendo parte de la carretera, por lo que yo espero que esto se resuelva antes de que haya el cambio de gobierno, antes de que continúen los frentes de frío y se lleven la carretera completa, como ocurrió hace muchos años”, dijo el comerciante que opera el restaurante El Galeón, a pocos pasos de donde está afectada la carretera.

Recordó que el lugar es muy frecuentado, tanto en las mañanas como en las tardes, por personas que hacen ejercicio y corren bicicleta, lo que hace necesario que las autoridades tomen cartas en el asunto.


“Si esto continúa, yo entiendo que se llevará la carretera de un lado a otro, y eso conlleva el sistema de alcantarillado y agua potable, cuyas tuberías pasan por el lugar, lo que provocaría un caos en esta comunidad que vive de la pesca y el turismo”, subrayó Galloza.

Héctor Hernández, director de la Oficina Municipal de Manejo de Emergencias (OMME), dijo, por su parte, que tan pronto ocurrió la situación el Municipio colocó vallas de cemento para evitar que vehículos o personas se puedan caer por la pendiente.

“Esto había pasado hace como unos 20 años, donde se fue parte de la carretera, pero estamos esperando que nos autoricen los permisos para reparar la misma con gaviones”, señaló el funcionario municipal.

Hernández aseguró que el caso está pendiente de que el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos autorice los arreglos de la vía de rodaje del sector playero, donde operan una serie de negocios de restaurantes y pequeñas hospederías a pocos pasos del balneario municipal Pico de Piedra.

En la zona también han caído árboles y palmas que estaban sembradas a poca distancia de la zona marítimo-terrestre, que comprende un tramo de aproximadamente 300 pies de largo.

“Esto lo ha provocado las fuertes marejadas que dejó a su paso la tormenta Sandy, pero ya hemos sometido todos los documentos requeridos y esperamos que el Cuerpo de Ingenieros nos dé la autorización”, reiteró Hernández, quien se mostró confiado en que la saliente administración resuelva la situación.

Agregó que es consciente de que se trata de la vía de rodaje que mueve la economía en el sector de la playa de Aguada y por eso están haciendo las gestiones para repararla lo antes posible, para que no se afecten los comercios que operan en el lugar.

Tags

AguadaManuel Galloza