Maricao sufre un desempleo brutal

Por Libni Sanjurjo / lsanjurjo@primerahora.com 12/11/2013 |
El alcalde, Gilberto Pérez Valentín, aseguró que la falta de empleo en el ayuntamiento es peor de lo que reflejan las estadísticas.
Gilberto Pérez Valentín, alcalde de Maricao (Archivo)  

El alcalde novoprogresista de Maricao, Gilberto Pérez Valentín, aseguró que el desempleo en el ayuntamiento es peor de lo que reflejan las estadísticas que lo colocan en el segundo pueblo con la tasa de desempleo más alta, según el informe más reciente (octubre) del Departamento del Trabajo (DTRH).

Maricao tiene un desempleo de 24.9%.

Realmente no es de 24.9, sobrepasa el 25 por ciento porque no incluye a los que no llegan al DTRH.

¿La situación es peor?

¡Oh claro! Todo esto se agrava con el cambio de Gobierno. Tenía un convenio con el Departamento de Transportación y Obras Públicas para el mantenimiento de carreteras, pero este año pedimos la renovación y al día de hoy ni me han contestado, por eso nuestras carreteras estatales están en total abandono, aparte de los boquetes. También perdí empleos por la Ley 52, para fomentar el trabajo, porque tampoco me la renovaron. En la Legislatura también me eliminaron $500,000 de la partida de gastos para funcionamiento.

¿No hay otras iniciativas no gubernamentales?

Negativo.

¿Por qué?

(Sólo) la agricultura, que crea pocos empleos, la Fenwal International Inc. y el Municipio.

¿Usted tiene un plan económico?

Nuestro plan económico es centralizado en la agricultura, y es muy poca.

¿No hay plan económico?

Eso es lo único que tenemos. Tengo un plan, un proyecto que quiero desarrollar, adquirir el parador Hacienda Juanita, pero el plan está descartado porque se eliminó que cada alcalde hiciera un préstamo contra los ingresos del IVU.

¿Y la agricultura?

En Maricao lo que hay es café, china, guineo y plátano. El Gobierno ya no incentiva tanto la agricultura y la inmensa mayoría de los agricultores ya no tienen la cantidad de obreros de antes.

¿No pueden ser creativos?

Lo hemos intentado, ser creativos. Al tener presupuesto de $6 millones, tan limitados, no tenemos muchas opciones; lo del parador y el propio gobierno nos trancó.