No bajan la guardia en Peñuelas

Por Nydia Bauzá / nbauza@primerahora.com 07/15/2017 |00:00 a.m.
El exprisionero político, Oscar López Rivera, llegó hasta el campamento ayer en solidaridad con la lucha comunitaria. (Archivo)  
Ayer no tiraron cenizas en el vertedero, mientras no hubo causa contra un manifestante.

La movilización de decenas de opositores al depósito de cenizas de carbón de la planta Applied Energy Systems (AES) logró detener ayer el envío de camiones al vertedero de Peñuelas, afirmaron portavoces del campamento comunitario que ubica en el barrio Tallaboa Encarnación de este municipio.

Ayer la presencia de la Policía en el lugar era poca, mientras al joven Elvis Vázquez, de 25 años y residente de Salinas, le fueron radicados cargos por los encontronazos ocurridos entre policías y manifestantes el jueves.

Le imputaron un cargo de motín y dos de obstrucción a la justicia, pero anoche un juez determinó no causa para su arresto.

“Estamos muy contentos porque lo que estaban buscando era un chivo expiatorio. Querían fabricarle un caso para amedrentar y criminalizar nuestra lucha, que es en defensa del ambiente y de nuestra salud”, dijo Yanina Moreno,  portavoz del campamento contra las cenizas.

Moreno denunció que luego que fue detenido, el joven estuvo unas 10 horas sin acceso a representación legal y sin ingerir alimentos. “Fue un proceso bien atropellante”, sostuvo la líder comunitaria.

Indicó que el jueves en la noche contaron con el apoyo de decenas de personas de distintos puntos de la Isla y que incluso, algunos pernoctaron en los predios de la manifestación. 

“A la medianoche el grupo era bien grande y nos fuimos moviendo frente al vertedero. A esa hora el grupo de manifestantes era mayor que el número de policías. Entonces, ellos comenzaron a retirar a algunas de las unidades”, dijo.

Aseguró que no bajarán la guardia y que se mantendrán vigilantes ante la llegada de camiones con cenizas. Incluso, no descartó que manifestantes se movilizaran hacia Humacao, ante “confidencias” de que camiones con cenizas de carbón serían llevados al vertedero de esa ciudad.

En tanto, figuras públicas se solidarizaron ayer con la lucha de los peñolanos, entre ellos, el  exprisionero político, Oscar López Rivera.

“Creo que todo el pueblo de Puerto Rico debe estar aquí, si verdaderamente creemos en la justicia”, dijo Rivera, quien vestía una camiseta blanca con el mensaje “No a las cenizas en Peñuelas”, en letras rojas y negras. Rivera llegó al campamento de protesta con su hija, Clarissa.

El exprisionero independentista permaneció por espacio de dos horas en el área de la manifestación y sostuvo que la lucha comunitaria contra el depósito de cenizas de carbón ha unido a grupos con diferentes intereses “y eso es un gran ejemplo”. 

También acudieron a apoyar a los manifestantes, la exsenadora y comisionada electoral del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, quien el año pasado hizo desobediencia civil en el lugar;  el representante pipiolo, Dennis Márquez Lebrón y el senador del PIP, Juan Damau. Ambos legisladores radicaron un proyecto para que se prohíba “verdaderamente el depósito de cenizas”.

 
No bajan la guardia en Peñuelas

Se mantendrán vigilantes ante la llegada de camiones con cenizas.


El pasado 11 de julio, el vertedero reinició el depósito de cenizas de carbón, una semana después de la aprobación de la Ley 40, que prohibió la disposición de ceniza suelta en Puerto Rico, más no el Agremax (ceniza húmeda), que es lo que AES ha llevado por años a los vertederos de EC Waste.

Por su parte, el Colegio de Abogados hizo un llamado a los juristas del país a que digan presente en Peñuelas en defensa de los ciudadanos que están ejerciendo su derecho constitucional a la salud y a la vida.

“Repudiamos los arrestos ilegales de manifestantes, todo con el propósito de servir de escolta a unos camiones en beneficio de una compañía privada”, manifestó Jessica Méndez Colberg,   delegada por Ponce a la Junta de Gobierno del Colegio.

Mientras tanto, el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica, Ricardo Ramos advirtió que la ausencia de la cogeneradora AES Puerto Rico aumentaría en $362 millones anuales los costos de energía, lo que a su vez, resultaría en un alza a los clientes de 2.5 centavos el kilovatio hora.

“Su ausencia nos obligaría a utilizar unidades diesel para reemplazar parte de su generación, lo que encarecería en un 15% el costo de la electricidad para todos nuestros clientes. Esto no incluye los gastos asociados a los potenciales apagones que causaría la salida de la cogeneradora”, sostuvo Ramos.

Regresa a la portada

Tags

PeñuelasVertederocenizas