Nueva esperanza de desarrollo en el sureste

11/08/2012 |
Eduardo Cintrón, candidato a la alcaldía de Guayama por el PPD, derrotó a la alcaldesa penepé, Glorimari Jaime. (tony.zayas@gfrmedia.com)  
Eric Bachier regresará a su trabajo en la cadena de tiendas Kmart a despedirse de sus compañeros de trabajo porque el pueblo arroyano lo escogió como alcalde.

Eric Bachier Román regresará próximamente a su trabajo en la cadena de tiendas Kmart, pero no para arreglar góndolas como ha hecho hasta ahora, sino a despedirse de sus compañeros de trabajo porque el pueblo arroyano lo escogió como alcalde.

Bachier Román le arrebató al Partido Nuevo Progresista (PNP) las dos décadas de administración que lleva en ese municipio en la llamada “ruta del hambre”. Destacó que un factor que contribuyó a su victoria fue que el PNP llegó dividido a las elecciones, tras una primaria de muchas asperezas que no pudieron superar. “Nos beneficiamos de ese disgusto”, reconoció.

Otro de los cuatro municipios de la costa sureste que pasaron de administraciones novoprogresistas a populares fue Guayama. Allí, la alcaldesa penepé, Glorimari Jaime, no revalidó para un segundo cuatrienio, entre otros, por los múltiples señalamientos que ha tenido la alcaldesa sobre el uso indebido de fondos públicos, según informó su adversario popular y nuevo alcalde, Eduardo Cintrón.

Salinas, por su parte, está próximo a juramentar a su primera alcaldesa: Karilyn Bonilla, del PPD. Bonilla reconoció que se benefició de las alianzas que hizo con penepés molestos y con otros sectores que se habían sentido marginados.

El pueblo de Patillas se tornó rojo luego que el incumbente perdiera la primaria y sus seguidores pronunciaran abiertamente que se unirían a las filas de la Pava. El representante Cristóbal Colón perdió la contienda frente a Norberto Soto, alcalde electo del municipio.