Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Pa’ largo el reemplazo del Puente de Hierro de Coamo

Por Michelle Estrada Torres / [email protected] 08/30/2017 |00:00 a.m.
Marilyn Rodríguez, de ACT, indicó que la obra está terminada en un 87% y solo falta la capa final de asfalto, el marcado y las vallas de seguridad. (Archivo)  
El puente data de 1879 y cruza el río Descalabrado.

La subasta del proyecto de construcción para terminar el nuevo puente sobre el río Descalabrado, que sustituirá el longevo Puente de Hierro entre Juana Díaz y Coamo, saldrá, como pronto, a principios de 2018.

“Se realizó una terminación por conveniencia y se subastará nuevamente por invitación de contratistas cualificados para un proceso más rápido de subasta. Esperamos que dicha subasta salga a principios del 2018”, informó la directora de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) en las regiones sur y este, Marilyn Rodríguez.

En febrero pasado, el secretario de Transportación y Obras Públicas, Carlos Contreras, indicó a Primera Hora que negociaba con la Administración Federal de Carreteras (FHWA en inglés) la continuación “lo antes posible” de la obra que Robles Asphalt abandonó en el verano de 2016 debido a que quedó fuera del Registro Único de Licitadores de la Administración de Servicios Generales.

El Puente de Hierro, que data de 1879 y cruza el río Descalabrado, permite el paso de un carro a la vez, siempre y cuando mida hasta ocho pies de alto y lleve una carga máxima de cinco toneladas, debido a que está deteriorado extremadamente y representa un riesgo para la seguridad de conductores y transeúntes.

De los cerca de $6 millones que se asignaron a la obra, faltan $200 mil por usar.

Rodríguez dijo que entiende que esa cantidad dará para cubrir lo que falta, pero que en caso de necesitar más dinero la agencia tiene para responder de su presupuesto. 

“Siempre se hacen unos por cientos de contingencia”, señaló la funcionaria.

Según Rodríguez, la obra está terminada en un 87% y solo falta la capa final de asfalto, el marcado y las vallas de seguridad para reabrirla. 

Residentes del área reclamaron a principios de este año que la ACT atienda las escorrentías que inundan sus casas, un problema que le atribuyeron a aparentes vicios de construcción del puente nuevo.

Rodríguez reconoció que no han ido a inspeccionar el área, sino que lo harán cercano a la fecha de continuar la obra.

“Generalmente, antes de tirarlo a subasta va una brigada compuesta por toda la parte de diseño, seguridad y construcción a evaluar el proyecto. Si fuera necesario hacerle una mejora, con lo que indiquen los vecinos, se puede hacer”, aseguró.

Regresa a la portada

Tags

Coamo