Peligra el corazón de nuestra agricultura

Por Darisabel Texidor Guadalupe / darisabel.texidor@primerahora.com 05/24/2013 |
El catedrático Alfredo Vivoni lamentó que el sector agrícola sea marginado por intereses que promueven el desarrollo ecoturístico. (Para Primera Hora / Edgar Vázquez Colón)  
Mientras se plantea inundar la antigua laguna de Guánica, los terrenos recibirían un impacto que, a juicio de los agricultores, sería devastador.

Guánica. Por años, las tierras que componen el Valle de Lajas han sido unas de las más fértiles de Puerto Rico. Muchos de los alimentos que llegan a nuestra mesa salen de él.

Hoy, sin embargo, esas tierras están en riesgo de que proyectos impulsados por empresas privadas y agencias estatales y federales provoquen inundaciones en terrenos que están protegidos por ley, clasificados solo para uso agrícola.

Miembros del Comité para el Desarrollo Sustentable del Valle de Lajas, entidad que reúne a 47 agricultores de cinco municipios y otras entidades del sector agrícola de la región, denunciaron su oposición al Proyecto del Senado 463, que propone inundar los terrenos del área antigua de la laguna de Guánica (que forma parte del Valle de Lajas) para –según la medida– restaurar la laguna y los canales e infraestructura de drenaje y riego de esta reserva agrícola.

Asimismo, se insiste en que la medida ayudaría a mejorar las condiciones de los arrecifes de coral en la costa de Guánica y que sería un proyecto que permitiría que el turismo se desarrollara en dicha área.

“Este proyecto nos toma por sorpresa porque nunca se ha considerado la perspectiva agrícola y mucho menos la opinión de los agricultores”, comentó David Sotomayor, catedrático de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez.

Este explicó que la infraestructura de riego y drenaje del Valle de Lajas se construyó hace más de 60 años con el propósito de rescatar terrenos para uso agrícola, mitigando problemas de humedad y de salinidad en el sector. Esto incluía el drenaje de la antigua laguna.

Entre las preocupaciones de los agricultores está la de atraer organismos patógenos dañinos a la agricultura si se inundara el área. Indican que la humedad excesiva es enemiga de la producción agrícola, por lo que “restaurar” la laguna en Guánica representaría atraer plagas y otros organismos dañinos a las plantas y a los animales.

“Este proyecto no beneficia ni a la agricultura ni a la comunidad”, sostuvo Sotomayor.

Por su parte, el catedrático Alfredo Vivoni mencionó que nunca se les consultó sobre la medida senatorial y lamentó que el sector agrícola sea marginado por intereses como los que promueven el desarrollo ecoturístico.

El agricultor Carlos González, uno de los portavoces del comité, expresó que el proyecto crearía un escenario donde miles de cuerdas de terrenos agrícolas aledaños se verían afectados por la elevación del nivel freático, así como por la dispersión de la humedad y por agravar la situación de salinidad en los suelos.

“Esta área ya de por sí tiene problemas de drenaje”, dijo el agricultor. Este manifestó que espera que se derogue la medida y añadió tener la esperanza de que los agricultores prevalezcan en su reclamo y que las tierras continuarán siendo de las principales productoras de alimentos en la Isla.

Ambos coincidieron en que confían en el respaldo de la secretaria del Departamento de Agricultura, Myrna Comas, y en que el gobernador Alejandro García Padilla no endosará el proyecto, haciendo justicia a su política pública que establece a la agricultura como uno de los puntales del desarrollo económico.

Igualmente, denunciaron que el proyecto, presentado por los senadores Eduardo Bhatia, Cirilo Tirado, Martín Vargas y Larry Seilhamer, es promovido por la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), la Fish and Wildlife Service (FWS) y la Environmental Protection Agency (EPA), entre otras.

“En momentos en que Puerto Rico importa el 85% de los alimentos que se consumen, no podemos darnos el lujo de seguir perdiendo terrenos agrícolas”, reiteró el agricultor.

Tags

LajasGuánica