Se afectan los servicios en la alcaldía de Lajas

12/05/2012 |
Los trabajadores de Lajas regresarán a sus labores cuando les paguen lo adeudado. (GFR Media / Olimpo Ramos)  
Los empleados están en vigilia permanente ante la falta de pago de sus salarios.

Lajas. “Si no tiene la capacidad administrativa para pagarnos el bono y la quincena que nos debe y las dos que faltan de diciembre, que renuncie’’.

Así se expresó Aymet Rivera, portavoz de un grupo de sobre 300 empleados municipales de Lajas, sobre el derrotado alcalde, Leo Cotte, quien les adeuda el bono de Navidad y la segunda quincena del mes de noviembre.

El grupo inició una vigilia permanente desde el pasado sábado luego que el alcalde no diera la cara para atender sus reclamos.

Adelantaron que regresarán a sus labores cuando les paguen lo adeudado.

Ayer los trabajadores se reunieron con el secretario municipal, Jonathan Ruiz, y la administradora municipal, Liana Morales. Estos les pidieron a los empleados que regresaran a sus labores porque el alcalde estaba gestionando unos fondos del Banco Gubernamental de Fomento para pagarles.

Rivera dijo a Primera Hora que el Departamento de Hacienda le adelantó al Municipio unos $175,000 para el pago de nómina y este lo utilizó para compensar la primera quincena de noviembre.


La empleada reiteró que si el alcalde no puede dar cara, presentándose al Municipio para responder las preguntas de los trabajadores y la prensa, que deje el cargo desde ahora, y aseguró que por la falta de capacidad administrativa fue derrotado por unos 4,000 votos el pasado 6 de noviembre.

“Estos cuatro años han sido un desastre en el Municipio, y el pueblo de Lajas en general, que ha vivido el problema de falta de recogido de la basura, cuando en pasadas décadas esta municipalidad fue seleccionada por la Junta de Calidad Ambiental como una de las más limpias de todo Puerto Rico”, expresó Rivera.


Tanto Ruiz como Morales, los principales ayudantes del alcalde Cotte, admitieron la deuda, pero aseguraron que están haciendo las gestiones para que se liberen unos fondos y que el Municipio pueda pagarle a todo el personal, incluyendo a ellos, que tampoco han cobrado.

“Entendemos el reclamo que hacen estos compañeros de trabajo porque nosotros tampoco hemos cobrado”, dijo Ruiz, luego que no fuera posible conseguir una reacción de Cotte.

Mientras, el alcalde entrante, Marcos “Turin” Irizarry, quien administró el Municipio por 12 años –entre 1996 y el 2008– dijo que eso nunca había pasado, por lo que se propone hacer unos reajustes cuando asuma el mando en enero próximo para que los empleados vuelvan a cobrar normalmente.

“Yo voy a realizar un recorte de personal; existe la posibilidad de bajar horas a los empleados, además de la confianza de que el nuevo gobernador, Alejandro García Padilla, y la nueva legislatura me van a ayudar, declarando a Lajas en estado de emergencia y de desastre, por la acumulación de basura y la quiebra en que ha dejado el alcalde saliente a este municipio”, expresó Irizarry.

Se afectan los servicios

En el caso de los ciudadanos Gloria Collazo, José A. Valentín y Sally Cancel, todos residentes de distintos sectores de Lajas, expresaron de forma separada que los servicios que presta el Municipio y la economía del pueblo se ha visto afectada por la falta de pago a los empleados municipales.

“Nos afectamos todos por igual porque necesitamos los servicios que presta el Municipio, pero los empleados necesitan cobrar para pagar sus deudas y sus compromisos, además de gastar en negocios como el mío”, dijo Collazo, quien opera un negocio de restaurante.

Mientras, Valentín dijo que “Lajas ha sido en estos cuatro años el pueblo más abandonado y más sucio en todo Puerto Rico”.

Por su parte, Cancel coincidió en que se afecta todo el pueblo por la crisis que hay en el recogido de la basura y por la falta de pago.

Tags

Lajas