Se viene abajo el monte en Las Lomas

Por Jayson Vázquez Torres 09/15/2017 |00:00 a.m.
Comunidad perjudicada por derrumbes vuelve a temer por su seguridad y espera acción gubernamental.
Hace dos años que los vecinos de Hacienda Las Lomas enfrentan problemas con el terreno donde está el complejo de vivienda. Ante el nuevo deslizamiento, personal de la Agencia Estatal de Manejo de Emergencia y Administración de Desastre evaluó la situación. (Suministrada)  

No termina la agonía para los residentes de la urbanización Hacienda Las Lomas en Ceiba.

Luego de los aguaceros que afectaron la zona este del país ayer, parte de una colina en el lado sur de la comunidad comenzó a deslizarse hacia las residencias. 

Este nuevo derrumbe de terreno sería el tercero que afecta la zona y sus residentes que viven atormentados por el constante miedo de que todo se venga abajo un día.

“Están diciendo ahora que pudieran venir unas tormentas, una depresión tropical, y el miedo nuestro son las lluvias porque esto pasa después de cada lluvia”, contó a Primera Hora Iris Mackenzie, residente de la calle #4, la cual fue desalojada en febrero de este año por otro alud que se registró en la parte este del complejo de viviendas.

“Ahora eso se sigue deslizando a medida que sigue la lluvia. Esta vez fue bastante grande y detrás de la urbanización se escucha el agua que fluye de un ojo de agua que hay allí”, señaló preocupada.

Según Mackenzie, personal de la Agencia Estatal de Manejo de Emergencia y Administración de Desastre (Aemead), llegaron a evaluar la situación, pero minutos luego se marcharon.

“Ellos dicen que como no afectó ninguna casa, pues que no podían hacer nada. Nos quedamos nosotros pendientes de que eso no siga derrumbándose y que si se cae, que no cobre ninguna vida”, dijo.

El pasado 4 de octubre de 2015 ocurrió el primero de los derrumbes que socavó gran parte de las estructuras de la calle #2. Desde entonces, los vecinos viven aterrorizados de que algo ocurra bajo sus pies.

“Toda la urbanización está con luz, por ejemplo, pero la calle 7 no tiene. Aquí las líneas están soterradas y creemos que algo pudo haber pasado por ahí abajo, porque esto no fue construido por fases, es todo una unidad”, señala Mackenzie.

“Estamos todo el tiempo pensando qué es lo que va a pasar”, dijo.

Siguen esperando al Gobernador

La comunidad, que lucha porque el área sea declarada zona de desastre, le hicieron saber recientemente al gobernador Ricardo Rosselló, a través del semanario Horizonte, que están cansados de las excusas, y loconvocaron a que visite Hacienda Las Lomas para que vea de cerca la realidad en la que viven los residentes.

“Agradecemos todo lo que (en el gobierno) están tratando de hacer, pero lo que necesitamos es saber quién es la persona que tiene el poder de declararnos zona de desastre para que el banco haga lo que tiene que hacer. ¿Quién tiene la potestad de hacer eso? También me pregunto si esa persona está ciega, porque esto se está derrumbando ante los ojos del País, y están matando a todas estas personas lentamente por el daño emocional. La promesa del gobernador no se ha cumplido, no ha venido, tal vez si viene se da cuenta de que esto está de madre aquí. Pero, si no viene y no ve, pues es como dice el refrán: ‘Ojos que no ven, corazón que no siente’. Hay que hacer las cosas bien. ¿Cuánto cuesta firmar que esto es zona de desastre? ¿Por qué no se ha hecho? No necesitamos reuniones, necesitamos acción”, enfatizó Nelson Gerardino, portavoz de la comunidad.

Según los residentes, el gobierno no tiene el valor de velar por sus derechos y ponen los intereses de la banca sobre la seguridad de la comunidad, por lo que exigen acción del Ejecutivo en lo que catalogan como una “injusticia”.

Regresa a la portada