Siguen sin saber de dónde sale el mercurio

12/28/2012 |
Personal de EPA iba a excavar ayer el área de los buzones, donde se encontró la sustancia química, pero al momento no se ha detectado su procedencia. (Para Primera Hora / Nelson Reyes Faría )  
Una de las teorías es que el lugar solía ser una vaquería y el metal se usaba para curar ganado.

Ciales. En la casa de Wanda Montalvo Pérez –una de las tres residencias que fueron clasificadas como contaminadas en la comunidad Alturas de Cordillera–, varios de sus efectos personales estaban puestos bajo el sol en un intento de depurar y separarlos de este elemento.

Precisamente, las hijas de Montalvo Pérez fueron quienes, por accidente, descubrieron el químico que brotaba de la superficie de la tierra. El color grisáceo y aspecto espeso despertaron curiosidad en las hermanas, quienes recogieron en pequeños frascos parte del líquido metálico y lo llevaron hasta sus escuelas.

“Un día fuimos hasta los buzones y vimos eso en el piso y lo cogimos en un potecito. Era mojado, color gris y pesaba”, recordó Eileen Sánchez Montalvo, la mayor de las hermanas, quien estudia en la escuela superior Juan Antonio Corretjer Montes.

La jovencita, quien cursa el undécimo grado, dijo que llevó la sustancia hasta el plantel escolar y se lo mostró a una de sus maestras, quien no pudo identificar el elemento químico.

“Mi hermanita también lo llevó a su escuela y allá fue que le dijeron que era mercurio y que era peligroso. Entonces, yo se lo dije al director de mi escuela y ahí fue que llegó todo el mundo”, dijo la joven, refiriéndose a la intervención por parte de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), el Departamento de Salud, la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias (OMME), la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés) y otras entidades gubernamentales.

Tanto a las niñas como a sus padres se les ordenó realizarse unas pruebas de sangre para detectar la presencia de mercurio en el cuerpo. Los resultados de estos exámenes serían analizados por un laboratorio en Estados Unidos.

“Nos preocupa nuestra salud, que es lo más importante. Lo que es material se consigue, pero la salud no”, manifestó, por su parte, la madre de las niñas.

El equipo de Respuesta a Emergencias Ambientales de la EPA se encontraba ayer excavando el área de los buzones, donde se encontró la sustancia química, pero al momento no se ha podido determinar su procedencia.