Truenan contra Aponte Dalmau

02/01/2013 |
Algunos vecinos de las islas municipio favorecen la privatización del servicio de lanchas, siempre y cuando sea para mejorarlo. (ismael.fernandez@gfrmedia.com)  
Astrid Rosario, tronó contra el legislador, quien dijo a este diario que la ATM se debía “implosionar” y privatizar los servicios que ofrece.

La propuesta que hizo el representante por el distrito 38 de Carolina, Javier Aponte Dalmau, de privatizar el servicio de lanchas hacia Vieques y Culebra no pasó desapercibida para la Hermandad de Empleados de Oficina y Comercio (HEOC), que agrupa a los empleados de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM).

La presidenta de este gremio, Astrid Rosario, tronó contra el legislador, quien dijo a este diario que la ATM se debía “implosionar” y privatizar los servicios que ofrece.

Aponte Dalmau también opinó que “muchos empleados sabotean las mismas lanchas o llaman al Coast Guard para detener los viajes porque saben que con eso cobran grandes cantidades de dinero en overtime”.

“Sentimos indignación con las expresiones del legislador referente a los empleados de la ATM, y queremos aclarar que el problema de la ATM es un problema de administración y no de los empleados”, aseguró la presidenta.

“No sabemos en qué pruebas se basa el representante para hacer semejante acusación de que son los empleados de la ATM los que sabotean la funciones de las lanchas cuando es la administración la que no les provee a los empleados las herramientas para poder realizar su labor”, señaló Rosario, a la vez que enfatizó en la gran responsabilidad que tienen los empleados y pilotos de estas naves al transportar personas.

La presidenta también refutó la veracidad de las alegaciones del legislador cuando asegura que muchos de los estancamientos en el servicio de transporte marítimo responden a intereses de naturaleza económica de los empleados.

“No sé de dónde él saca lo del overtime, porque si una lancha está parada, no paga fletes y, por ende, no se puede cobrar overtime”, explicó Rosario.

Asimismo, indicó que es el Gobierno central, a través de la gerencia de la ATM, quien no respetó el plazo de un año que se estableció para cumplir la promesa de reparar las lanchas averiadas.

“Ahora en marzo se cumple un año de que dijeron que contrataron a Fast Ferries para que diera apoyo a la ATM en lo que reparaban las lanchas, pero no han hecho absolutamente nada. Todavía hay una lancha en San Juan, una en Saint Thomas y otra en Puerto del Rey, en Fajardo, esperando que las reparen”, denunció la portavoz.

Sin embargo, el propio Aponte Dalmau admitió que su cargo no tiene ninguna injerencia en la toma de decisiones sobre el futuro de la ATM y que sus declaraciones son simplemente su opinión y que está ejerciendo su derecho a la libre expresión.

Opiniones encontradas

Una encuesta informal realizada entre residentes de las islas municipios de Vieques y Culebra demostró que aún existes opiniones encontradas sobre la posibilidad de privatizar la ATM.

Para Wilfredo Fontánez, comerciante de Culebra, se debe privatizar el servicio de lanchas si eso garantiza una mejor transportación.

“Si es para subirle los costos a los residentes, entonces no se debería privatizar. Lo de cero tarifa para los que vivimos aquí es buena idea, pero hay que tener cuidado en no maltratar el turismo subiéndole el pasaje a los visitantes, porque nosotros vivimos de eso”, opinó el taxista, quien también opera un kiosco de comida en la isla.

Por su parte, Luis Soler, un residente impedido en el barrio La Romana, de Culebra, dijo estar “muy de acuerdo”.

“Yo viajo cinco o seis veces al mes y creo que sería muy buena idea que los residentes no tuviéramos que pagar y que se mejorara el servicio porque, ahora mismo, no está nada bien”, expresó el fajardeño radicado hace 23 años en la isla municipio.

En Vieques las opiniones de los usuarios no variaron mucho. Rafael Mujica, pensionado y residente en Villa Borinquen, dijo que creía en un balance entre la privatización y la agencia pública.

“Deberían privatizar la compra de piezas, que es lo que tengo entendido se tarda más, pero no deberían privatizar el servicio porque estamos hablando de muchos empleados y padres de familia que podrían perder su trabajo”, opinó el residente.

Mientras, Jimmy Soto, dueño del kiosco de comida El Jibarito, en la Isla Nena, dijo que no apoyaría la privatización.

“Como residente, digo que debe quedarse como está, quizás mejorar las embarcaciones y tener un director responsable que la dirija (la ATM)”, expresó el comerciante de 56 años.

Sin embargo, todos los entrevistados coincidieron en su preocupación por la continuidad del servicio de lanchas de cara a la Semana Santa que se aproxima.

Por su parte, el representante del distrito 36, que incluye los municipios de Vieques y Culebra, Carlos “Johnny” Méndez, reaccionó sorprendido e indignado mediante comunicado de prensa ante las expresiones de Aponte Dalmau.