Voluntarios responden a la convocatoria para recoger café en riesgo de malograrse

Por Daniel Rivera Vargas 09/11/2017 |00:00 a.m.
Los dueños de fincas tienen el compromiso con “Manos por el Café” de procesar el grano maduro recogido y hacerlo llegar a sus baristas que para que puedan mantener su café de especialidad. (Captura Facebook)  
Unos 18 voluntarios recogieron en una finca de Ciales cerca de 150 libras de café.

No cobraron un centavo, aparecieron de un día para otro y se enfrentaron por cuatro horas al sol y a las picadas de abayardes, todo para dar la mano de forma voluntaria y salvar granos de café.

El huracán Irma fue devastador en el Caribe, en la Florida, y en la isla dejó gran cantidad de personas con numerosas pérdidas.

También el fenómeno atmosférico tuvo algo de impacto en la que la agricultura, aunque afortunadamente no fue mucho el daño porque, según la barista Ruth Cruz, “queda mucho grano verde en las ramas”.

Pero, aun así, el grupo organizado bajo la página de Facebook “Manos por el Café” supo de una finca que tenía mucho grano a punto de perderse, así que prepararon un mensaje para una convocatoria de emergencia: “Recogido de café URGENTE… Luego de los fuertes vientos necesitamos voluntarios para mañana”.

Cruz, parte del grupo de baristas, explicó que se trata del tercer o cuarto recogido de café voluntario que hace “Manos por el Café”, esto como amantes del aromático grano y para ayudar a una industria debilitada por la falta de mano de obra. 

Especificó que, aunque tenían un recaudo con voluntarios programado para el 14 y 15 de octubre, “el recogido que se hizo ayer sábado fue por el huracán”.

“(La organización) fue en horas. La tormenta vino el miércoles sino me equivoco, ya el jueves tuvimos alguito de señal y el viernes hablamos con los dueños de la finca y nos dicen que si, por favor, los podemos ir a ayudar. De viernes para sábado hicimos una convocatoria de emergencia”, indicó Cruz.

El mensaje en redes sociales los exhortaba a venir con su propio bulto, una botella de agua y meriendas, porque como parte de ser un esfuerzo de emergencia no tenían nada para prometer a los que acudieran a ayudar. 

Unos 18 voluntarios se encontraron en Manatí a las 6:30 a.m. del sábado, llegaron a la finca Café del Alba, en Ciales, a las 7:20 a.m. y a las 7:30 p.m. comenzaron a recoger los granos de café hasta las 11:00 a.m.

“Si se cae el grano maduro, si uno va rapidito, se salva”, contó.

¿Te picaron los avayardes?, se le preguntó.

“Sí, lo normal”, dijo entre risas. 

Cruz estimó que se recogieron cerca de 150 libras de café, y los voluntarios no se fueron con las manos vacías porque les dieron un sándwich de jamón y queso.

La intención del grupo es continuar estos esfuerzos voluntarios para salvar granos maduros de café; el próximo sigue siendo en octubre y evalúan hacerlo en fincas en Jayuya, Ciales y Maricao. 

Además, coordinan hacer esfuerzos de aquí a que acabe la temporada de café, en enero próximo.

Cruz dijo que la motivación de hacer estas iniciativas voluntarias es el mal estado en general del café.

“El año pasado fue de menor cosecha en Puerto Rico. Hubo el problema de sequía y la realidad de que al año, la obra es poca. Nosotros queremos tener en nuestros coffee shops (tiendas de café) café 100% de aquí”, contó.

Regresa a la portada

Tags

Huracán Irma