Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Al-Qaeda renace de la mano del hijo favorito de Osama Bin Laden

Por La Nación / Argentina / GDA 05/30/2017 |08:27 p.m.
Hamza es el 15to de los alrededor de 20 hijos que tuvo Osama (en la foto), y es el único nacido de su unión con su tercera esposa. (Archivo)  
El joven estaría intentando sacar ventaja de los problemas del Estado Islámico para recuperar su liderazgo.

Es una voz suave de un joven de 28 años, pero el mensaje es un clásico de Osama Bin Laden, dando la orden de salir a matar. Hace dos semanas, cuando la grabación empezó a circular en los sitios de Internet de los yihadistas, fue como si el espectro del líder terrorista muerto hubiese encarnado en su hijo favorito.

"Prepárense con diligencia para infligir terribles pérdidas a los incrédulos", dice Hamza Bin Laden, vástago del cerebro detrás del ataque del 11 de septiembre de 2001, con una voz de barítono que recuerda inquietantemente la de su padre. "Sigan los pasos de quienes los precedieron en el camino del martirio."

La grabación, difundida el 13 de este mes, forma parte de una seguidilla de recientes pronunciamientos del hombre a quien muchos expertos consideran el heredero de la red global Al-Qaeda. El mensaje incluye un llamado específico a atacar ciudades de Europa y América del Norte para vengar las muertes de chicos durante los ataques aéreos en Siria.

La grabación suministra evidencia fresca de los ominosos cambios que se están produciendo dentro de la asediada organización que le declaró la guerra a Occidente hace casi dos décadas. Al-Qaeda parece haber dado la señal de largada de un nuevo capítulo de violencia en la historia de la organización, con un nuevo Bin Laden a la cabeza, que además ha perjurado vengar la muerte de su padre.

Alentada por los reveses sufridos por el Estado Islámico (EI) en Iraq y Siria, Al-Qaeda parece buscar ahora la lealtad de los seguidores desafectados del EI y de legiones de simpatizantes en todo el mundo. El ascenso de una joven figura con un apellido icónico parece ser un elemento central del intento de relanzar la marca que también incluye la adopción del estilo terrorista del EI, con ataques contra sus adversarios en todo Medio Oriente, Europa y América del Norte.

"Al-Qaeda está tratando de aprovechar el momento. Con el EI asediado, les ofrece una nueva alternativa a los yihadistas", dice un funcionario de seguridad de Medio Oriente que pidió preservar su anonimato. "¿Y qué más efectivo para eso que un Bin Laden?".

Hamza no es nuevo en el mundo de las milicias islamistas. Su coronación como cabeza visible de Al-Qaeda ya viene al menos desde 2015, cuando otro líder histórico del grupo, Ayman al-Zawahiri, lo presentó en un videomensaje como "un león del cubil" de la red terrorista de su padre. Pero en los últimos meses se ha convertido en la estrella en ascenso de todos los sitios web a favor de Al-Qaeda, donde publica grabaciones en las que urge a los seguidores a perpetrar atentados o comenta hechos de actualidad.

"Hamza es el individuo más carismático y potente de la próxima generación de yihadistas, simplemente por su linaje y por su historia", dice Bruce Riedel, que pasó 30 años en la CIA y que actualmente dirige el proyecto de inteligencia de la Brookings Institution. "Al mismo tiempo, mientras Al-Zawahiri y Al-Baghdadi parecen opacarse, Hamza asciende como su obvio heredero."

Pero Hamza Bin Laden no aboga por el estilo de yihad de su padre. Osama Bin Laden era famoso por ambiciosas y minuciosamente planeadas operaciones terroristas, dirigidas por los generales de Al-Qaeda contra blancos estratégicos. Su hijo, por el contrario, insta a los seguidores a aprovechar cualquier oportunidad de atentar contra intereses judíos, estadounidenses, europeos y hasta de países musulmanes pro-europeos utilizando cualquier arma que encuentren disponible.

"No hace falta que sea una herramienta militar", dice en su grabación del 13 de mayo. "El que pueda acceder a un arma, mejor; de lo contrario, las opciones son muchas."

Sorprendentemente para un hombre que aspira a convertirse en la estrella de rock del mundo yihadista, Hamza Bin Laden mantiene la mayor parte de su información personal oculta de la opinión pública. Incluso su cara. Se cree que está casado, que tiene al menos dos hijos y que vivió un tiempo en la región tribal del noroeste de Paquistán, aunque se desconoce su paradero.

Lo que se sabe de Hamza proviene de sus numerosas grabaciones, así como de informes de inteligencia y de una gran cantidad de documentos incautados durante la incursión de 2011 de los Navy Seals norteamericanos en el refugio seguro de Osama en Abbottabad, Paquistán.

Los documentos revelan un vínculo especial entre Hamza y su padre, que se mantuvo a pesar de los largos períodos de separación entre ambos. Hamza es el 15to de los alrededor de 20 hijos que tuvo Osama, y es el único nacido de su unión con su tercera esposa, según muchos su favorita, Khairiah Sabar, una saudita proveniente de una familia cuyo linaje se remonta hasta el profeta Mahoma.

Hamza pasó su primera infancia con sus padres, primero en Arabia Saudita y más tarde en Sudán y Afganistán.

"Era un joven muy inteligente, al que le gustaba mucho montar a caballo, como a su padre", dice un amigo, también simpatizante de la red Al-Qaeda, que pudo ser contactado a través de las redes sociales. "Sus padres querían mantenerlo alejado del campo de batalla, y siempre se peleaban por ese motivo."

Después llegaron los ataques del 11 de Septiembre. Osama envió a varias de sus esposas e hijos a Irán, confiando en que los líderes de la república islámica les darían protección de los ataques aéreos norteamericanos.

Después de eso, Hamza rara vez vio a su padre, y hasta es posible que no haya vuelto a verlo. Cuando tenía 20 años, seguía viviendo en Irán en una especie de arresto domiciliario, hasta que le escribió una carta a su padre para quejarse sobre su vida "detrás de los barrotes" y expresándole su deseo de sumarse a las filas de su padre como "mujaidín", o guerrero sagrado.

"Hamza es uno de los mujaidines, y comparte sus ideas y sus preocupaciones", escribió Osama en una carta escrita a sus colaboradores poco antes de morir. "Y al mismo tiempo, puede interactuar con la nación musulmana."

Con la muerte de su padre y de su medio hermano Khalid a manos de los comandos norteamericanos, la sensación de destino personal de Hamza no hizo más que profundizarse.

En 2015, cuando Al-Zawahiri le presentó al mundo a Hamza como el "león" de Al-Qaeda, el por entonces joven de 26 años ya tenía la voz de un veterano miliciano islamista, urgiendo a sus seguidos a infligir en "mayor número posible de dolorosos ataques" contra ciudades de Occidente.

Un año después, emitió un mensaje más personal como tributo a la muerte de su padre, al que tituló "Todos somos Osama".

"La voz de Hamza trae la seguridad de que a pesar de los golpes recibidos por Al-Qaeda en los últimos años la red terrorista sigue en buenas manos, con un joven Bin Laden a la cabeza, en situación ideal de relevar a su padre y encaminar la lucha", dice Bruce Hoffman, ex asesor de antiterrorismo del gobierno norteamericano y actual director del Centro de Estudios en Seguridad de la Universidad de Georgetown. "Desde muy temprana edad, Hamza quiso seguir los pasos de su padre. Y desde la perspectiva de Al-Qaeda, éste es el momento crucial para que Hamza reemplace a su padre y tome las riendas de la organización."

Los estilos de Al-Qaeda y el Estado Islámico

Ambas organizaciones tienen como fin proclamar el califato.

Los líderes

Al-Qaeda: Surgió en los ochenta, durante la guerra de Afganistán, cuando las tropas soviéticas se retiraron de ese país. Su objetivo es expulsar a los norteamericanos de los lugares sagrados del islam y luego instaurar el califato

Estado Islámico: Los dirigentes del EI pertenecen a una generación más joven que empezó a luchar en Iraq y en Siria. Su fuente de financiación depende de actividades ilícitas, como la venta de petróleo

El territorio

Al-Qaeda: De acuerdo con la ideología de Al-Qaeda, el objetivo es la educación de los musulmanes para construir una base para la formación paulatina del califato, que no tiene ningún marco territorial

Estado Islámico: EI optó por otra estrategia: proclamó el califato ya en el momento en que conquistó sus primeros territorios en 2014. Por estas razones el EI se involucra en conflictos armados con los gobiernos musulmanes vecinos

El ejército

Al-Qaeda: Al-Qaeda suele operar desde la clandestinidad y no dispone de un ejército propio. Era una organización mucho mas cerrada y muy difícil de predecir. Generalmente opera mediante células

Estado Islámico: Estado Islámico cuenta con un mínimo de 30.000 combatientes procedentes de 90 países, un 10% de ellos europeos. Además es más popular entre los jóvenes al adoptar las redes sociales como medio de reclutamiento

La crueldad

Al-Qaeda: Posiblemente, en el único aspecto en el que convergen es en su desprecio por la vida de sus víctimas, que normalmente eligen de forma indiscriminada y solo sirven al terrorista para generar el mensaje

Estado Islámico: EI no solo esclaviza y practica ejecuciones en masa y quema a personas vivas, sino que además difunde las imágenes en sus canales en las redes sociales para aterrorizar a la comunidad internacional y sumar fieles

Regresa a la portada