Alcalde que confesó haber consumido "crack" busca la reelección

Por Agencia EFE 01/02/2014 | 01:04 p.m.
A pesar de todas las polémicas, Rob Ford cuenta con el respaldo de más de un 20% del electorado de Toronto así como de importantes figuras políticas de Canadá. (AP/The Canadian Press/Víctor Biro)  
El político asegura que es el "mejor alcalde" que Toronto ha tenido.

Toronto.- El polémico alcalde de Toronto, Rob Ford, quien confesó el año pasado consumir "crack", se presentará para la reelección en octubre de este año tras registrarse hoy como candidato a las elecciones municipales en Canadá.

Ford, quien a pesar de consumir drogas ilegales y estar vinculado con conocidos delincuentes y organizaciones criminales de la ciudad y no ha sido detenido por la Policía, declaró que es el "mejor alcalde" que Toronto ha tenido nunca.

"Que hablen de lo que quieran. Yo me voy a atener a mi historial", dijo Ford ante decenas de medios de comunicación que asistieron hoy al registro de su candidatura.

Ford, un político populista de ideología conservadora, es el primer candidato que se ha registrado para las elecciones municipales en la mayor ciudad de Canadá.

Ford se hizo con la alcaldía de Toronto en 2010 con la promesa de reducir los impuestos y construir una línea de metro en uno de los suburbios de la ciudad.

Pero su mandato ha estado plagado de polémicas y enfrentamientos con los medios de comunicación.

En mayo de 2013, el principal periódico de la ciudad, The Toronto Star, publicó un artículo que detallaba la existencia de un vídeo en el que Ford aparecía fumando "crack", una forma de cocaína.

El periódico también publicó una foto en la que Ford aparecía abrazando a tres jóvenes, todos ellos identificados como delincuentes habituales. Uno murió asesinado poco después de que la foto fuera tomada.

Durante meses Ford negó la existencia del vídeo o que consumiera drogas.

Pero en noviembre de 2013, tras una serie de redadas entre organizaciones de narcotraficantes de Toronto, el jefe de la policía, Bill Blair, reveló en una rueda de prensa que tenía en su posesión el vídeo Ford fumando "crack".

Una semana después de la revelación, Ford reconoció en público que había mentido, que el vídeo existía y que había consumido droga.

Ford también reconoció que se embriaga con frecuencia tras la aparición de otro vídeo en el que, totalmente borracho, amenaza con asesinar a un individuo no identificado.

Durante la investigación policial entre organizaciones criminales de Toronto, los investigadores interceptaron en numerosas ocasiones conversaciones de narcotraficantes haciendo referencia a Ford y su consumo de drogas.

De momento, la Policía de Toronto sólo ha detenido a un íntimo amigo de Ford, Sandro Lisi, al que varios medios de comunicación han identificado como el proveedor de drogas del alcalde.

No es la primera vez que Ford ha tenido problemas con la justicia o la verdad.

En 1999 fue arrestado por conducir embriagado en Florida. La Policía encontró en su posesión marihuana.

En 2006, cuando era concejal de Toronto, Ford acudió borracho a un partido de hockey y se peleó con una pareja de turistas, él negó el incidente hasta que un periódico publicó los detalles del enfrentamiento.

A pesar de todas las polémicas, Ford cuenta con el respaldo de más de un 20 % del electorado de Toronto así como de importantes figuras políticas de Canadá.

El ministro de Finanzas de Canadá, Jim Flaherty, es amigo personal de los Ford, una poderosa familia de empresarios y políticos de Toronto.

Hace varias semanas se supo que Flaherty se enfrentó a Jason Kenney, otro ministro del Gobierno de Canadá, cuando éste se convirtió en el único político del Partido Conservador que criticó en público a Rob Ford por su asociación con conocidos delincuentes. 

Tags

Torontoalcaldedrogas