Assange: transparencia anunciada por Obama es "victoria" de Snowden

Por Agencia EFE 08/11/2013 | 08:09 a.m.
(Archivo)  
Obama "ha validado el papel de Snowden como denunciante", dijo.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, consideró que los planes anunciados por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para dar mayor transparencia a los programas de espionaje revelados por Edward Snowden suponen una victoria del exanalista de la CIA.

"Ha sido un suerte de victoria para Snowden y sus muchos seguidores", aseguró Assange en un comunicado divulgado ayer en la web de WikiLeaks, un portal que ha revelado miles de documentos confidenciales del Gobierno de EEUU.

Con el anuncio de sus planes para reformar los programas de vigilancia estadounidenses, Obama "ha validado el papel de Snowden como denunciante" porque "sin sus revelaciones no conoceríamos los programas ni tendrían lugar las reformas".

Snowden, de 30 años, goza de asilo en Rusia desde el 1 de agosto pasado tras pasar varias semanas en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, al que llegó procedente de Hong Kong, en su huida de la Justicia estadounidense después de revelar una trama de espionaje global de los servicios secretos de su país.

Obama anunció el pasado viernes una serie de reformas para hacer más transparentes, eficaces y acordes con el respeto a los derechos civiles los polémicos programas de espionaje de las comunicaciones telefónicas y digitales revelados por Snowden.

"Como Snowden manifestó, su mayor preocupación era que lanzase una alerta y nada cambiase. Bueno, pues ahí se perfilan las reformas y por ello el presidente y el pueblo de EEUU y de todo el mundo tienen una deuda de gratitud con Edward Snowden", añadió Assange.

El fundador de WikiLeaks vive él mismo refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace más de un año para impedir que sea entregado a Suecia, donde las autoridades pidieron su extradición por supuestos delitos de agresión sexual.

El periodista teme que si es extraditado a Suecia pueda ser entregado después a EEUU por haber publicado miles de datos confidenciales de ese país.