Aun no determinan si jugadora de voleibol asesinada estaba embarazada

Por Agencia EFE 06/04/2013 | 09:13 a.m.
La identificación de los cuerpos de la exjugadora holandesa de voleibol Ingrid Visser y de su pareja, Lodewijk Severein, hallados muertos en Murcia el pasado fin de semana, elevan a 25 los cadáveres en condiciones extremas que los especialistas de la Policía Científica han identificado en este año. (EFE)  
De confirmarse que Visser estaba encinta, los tres detenidos por el doble crimen serían acusados también de un delito de aborto.

Murcia.- Los médicos forenses que realizaron la autopsia a la exjugadora holandesa de voleibol Ingrid Visser y a su pareja, Lodewijk Severein, cuyos cadáveres aparecieron enterrados en un huerto de limoneros en Alquerías (Murcia), no han determinado aún si ella estaba embarazada de varias semanas.

De confirmarse que Visser estaba encinta, los tres detenidos por el doble crimen serían acusados también de un delito de aborto por imprudencia en el caso de que ignoraran esta circunstancia, han indicado a EFE fuentes de la fiscalía.

Si conocían el embarazo, han añadido las fuentes, la acusación sería por aborto doloso -intencionado-, lo que supondría una solicitud de condena mayor.

El director del Instituto de Medicina Legal de Murcia, Rafael Bañón, que coordina el equipo de forenses que se ocupa del caso, ha dicho a EFE que se ha dado prioridad a otras actuaciones, como la recogida de muestras, el envío de las mismas a distintos laboratorios o los trámites burocráticos relacionados con la inscripción de las defunciones y los trámites de repatriación de los cadáveres.

No obstante, ha añadido, tienen en su poder todos los elementos necesarios para poder determinar en un futuro próximo si la jugadora de voleibol estaba embarazada, como se ha comentado desde que se produjo su desaparición, ocurrida el pasado 14 de mayo, cuando se disponía a acudir a la consulta de una clínica de fertilidad de Murcia.

Desde ese día, se perdió toda noticia sobre su paradero hasta que los cadáveres fueron encontrados, casi dos semanas después, en un huerto, al que supuestamente los detenidos los habían trasladado tras el crimen, cometido en una casa rural ubicada en el municipio de Molina de Segura.

Precisamente en esta casa, aunque había sido lavada en profundidad, los investigadores hallaron restos y pruebas que les ha llevado a considerar que la misma fue el escenario del doble crimen.

Por otro lado, las personas que alquilaron esta vivienda tras ser desalojada por uno de los detenidos, Juan Cuenca, tuvieron que proceder a su desalojo por indicación de la Policía, que necesitaba realizar el registro de la misma en busca de pruebas.

Estas personas se encuentran muy afectadas desde que tuvieron noticias del motivo del desalojo y de los crueles hechos que se habían producido poco antes entre sus paredes.

Bañón ha asegurado que los forenses están ante un caso que requiere una investigación laboriosa y que, en algunos aspectos, durará varios meses, "aunque al final" podrán "encajar todas las piezas del puzzle".

Como presuntos autores de la doble muerte se encuentran detenidos tanto Cuenca como dos ciudadanos rumanos a los que se considera autores materiales del apaleamiento de Visser y Severein, fallecidos como consecuencia de los fuertes golpes que recibieron en la cabeza.  

Tags

EspañaVoleibol