Autoridades turcas no logran dar con el principal sospechoso de matar a Sarai Sierra

02/15/2013 |03:04 p.m.
Las imágenes muestran a Sarai caminando en Eminönü, un barrio cerca del lugar donde fue hallado su cadáver.
Sarai fue enterrada ayer, el mismo día que cumpliría 15 de casada con su esposo Steven Sierra. (Archivo)  

Las últimas imágenes captadas por una cámara de seguridad que muestran a la Sarai Sierra, la mujer de ascendencia boricua asesinada en Estambul, fueron reveladas, y la muestran caminando en Eminönü, un barrio cerca del lugar donde fue hallado su cadáver.

Según reseñó el diario Hürriyet, las autoridades turcas continúan buscando a un hombre identificado como “Laz Ziya” o “Ziya T”, que figura entre los sospechosos del crimen.

Aparentemente,  el sujeto que se ganaba la vida vendiendo papeles usados, abandonó la ciudad de Estambul justo después de que el cuerpo de Sierra fue encontrado.

De acuerdo con el informe policial, “Ziya T” se instaló durante tres días en la casa de una hermana, identificada como N. Ç., en el área de Karabük.

Luego informó a su familia que iría a la provincia sureña de Hatay.

Su familia fue interrogada posteriormente por policías que tomaron muestras de sangre de la hermana del sospechoso para identificar si existía alguna relación con la sangre encontrada en la ropa de Sarai Sierra.

Empero, pese a las sospechas sobre “Ziya T”, su familia cree que, aunque  el hombre vivía una vida desordenada en Estambul,  sería incapaz de cometer un crimen violento.

Entierran a Sarai

Mientras la policía turca intenta dar con paradero de uno de los sospechosos del asesinato, Sarai fue enterrada ayer, el mismo día que cumpliría 15 de casada con su esposo Steven Sierra.

Su velorio se llevó a cabo en una iglesia pentecostal en Staten Island, informó el diario Hürriyet.


El Pastor John Rocco Carlo, quien casó a la pareja y  oficializó el velatorio, agradeció al Gobierno y a las autoridades de Turquía por su cooperación, mientras espera que los responsables sean capturados y sometidos a la justicia.

“He realizado 400 funerales, pero este ha sido uno de los más difíciles”, comentó Rocco Carlo, quien a su vez recordó la boda de la pareja.

“Fue una boda hermosa, dos personas enamoradas”, expresó.



Tags

entierroTurquíaSaraí Sierra