Bomba postal estalla en oficina en Italia

12/09/2011 |12:29 p.m.
Un oficial de policía vigila en la sede de una filial de la empresa pública italiana Equitalia en Roma, Italia. (Agencia EFE/Claudio Peri)  
El grupo italiano conocido como la "Federación Anarquista Informal" se atribuyó responsabilidad por bombas postales enviadas a tres embajadas en Roma en las Navidades del año pasado.

Una bomba postal que estalló el viernes en una oficina en la agencia recaudadora de impuestos de Italia hirió levemente al director. La policía estaba estudiando la posibilidad de vínculos con un grupo anarquista que se atribuyó esta semana un fallido ataque contra el gerente general del Deutsche Bank y advirtió que habría otras dos explosiones.

Un funcionario policial de Roma que habló a condición de preservar el anonimato dijo que la bomba estaba en un sobre amarillo enviado al director en una oficina de Equitalia en las afueras de la capital. Dijo que no había evidencia aún que vinculase el ataque del viernes con la bomba del miércoles en Francfort, pero que la policía estaba alerta.

El grupo italiano conocido como la "Federación Anarquista Informal" se atribuyó responsabilidad por bombas postales enviadas a tres embajadas en Roma en las Navidades del año pasado.

El director de la agencia de impuestos, identificado por el gobierno como Marco Cuccagna, sufrió una herida leve en una mano. Contrario a informes iniciales, no sufrió heridas en los ojos. Fue llevado a un hospital para tratamiento, le dijo el jefe policial Francesco Tagliente a The Associated Press.

"Estamos trabajando para tratar de entender la dinámica de lo sucedido", dijo Tagliente en la escena. "El director abrió un sobre que estalló, y fue herido en una mano".

El primer ministro Mario Monti, que busca implementar un paquete de aumentos de impuestos y recortes de gastos para salir de la crisis financiera, emitió una declaración de respaldo a Cuccagna.

"Equitalia siempre ha hecho y continúa haciendo sus tareas en cumplimiento pleno de la ley. Realiza un importante papel para el funcionamiento del estado, que sin ello no podría proveer servicios a los ciudadanos y sus familias", dijo Monti, que está en Bruselas para una cumbre de la Unión Europea.

El miércoles, en Francfort, una inspección de rutina del correo encontró una bomba en un pequeño paquete dirigido al gerente general del Deutsche Bank, Josef Ackermann. El explosivo fue desactivado sin incidentes.

Junto con la bomba había una carta en la que el grupo anarquista asumía responsabilidad.

La carta, escrita en italiano, prometió "tres explosiones contra bancos, banqueros, garrapatas y chupasangres", de acuerdo con la Oficina Criminal del estado de Hesse. Las autoridades expresaron preocupación el jueves porque otras dos bombas no habían sido descubiertas.