Cancelado el aviso de tsunami para Hawaii

10/28/2012 | 06:15 p.m.
El Centro de Advertencias de Tsunamis levantó su aviso de ola gigante poco antes de las cuatro de la mañana. (Archivo)  
Las autoridades de Hawaii cancelaron un aviso de tsunami para las regiones costeras, decisión que contribuirá a la reapertura de playas y puertos.

Las autoridades de Hawaii cancelaron el domingo un aviso de tsunami para las regiones costeras, decisión que contribuirá a la reapertura de playas y puertos tras los temores generalizados de olas grandes a causa de un potente sismo que sacudió la costa oeste de Canadá.

El Centro de Advertencias de Tsunamis levantó su aviso de ola gigante poco antes de las cuatro de la mañana, tres horas después de que redujera a ese nivel la alerta inicial y menos de seis horas después de la llegada de las primeras corrientes a las islas.

Los funcionarios del centro dijeron que la altura de las olas iba en descenso, aunque advirtió a los nadadores y a quienes viajen en embarcaciones pequeñas tener cuidado de las corrientes fuertes o inusuales.

Las olas más grandes, de casi 1,5 metros (cinco pies) de altura, alcanzaron Maui. Una popular prueba de triatlón se efectuaría conforme a lo previsto en la isla, cuando los salvavidas del condado autoricen la realización del trayecto a nado de 1.600 metros (una milla).

No hubo información inmediata de daños, aunque una persona perdió la vida en una colisión cerca de un camino que estaba cerrado debido al peligro que afrontaba la playa norte de Oahu.

El gobernador de Hawaii, Neil Abercrombie, dijo que el estado fue afortunado de que no lo alcanzaran olas más fuertes.

"Estamos muy agradecidos de que podamos ir a casa esta noche y saber que fuimos afortunados", manifestó el gobernador.

En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional canceló los avisos de tsunami para Canadá así como para los estados norteamericanos de Alaska, Washington, Oregon y California.

Al principio, las autoridades habían dicho que Hawaii no afrontaba peligro de tsunami tras el sismo de magnitud 7,7, debido al cual fueron emitidas alertas de olas gigantes para el sur de Alaska y la costa oeste de Canadá.