Chilenos arrestados por bomba en iglesia española

Por Prensa Asociada 11/13/2013 |09:51 a.m.
La policía arrestó a un total de cinco personas en Barcelona. (Archivo)  
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo que los detenidos formaban parte de un grupo anarquista "extremadamente peligroso".

Madrid.- Dos chilenos y una italiana fueron detenidos el miércoles como principales sospechosos de la activación de un artefacto explosivo en una de las catedrales españolas más visitadas del país el mes pasado.

La policía arrestó a un total de cinco personas en Barcelona. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo que los detenidos formaban parte de un grupo anarquista "extremadamente peligroso" con conexiones internacionales y que el núcleo duro del comando lo integraban los chilenos y la italiana.

Si el juez les imputa un delito de terrorismo, la legislación española contempla penas de hasta 20 años de prisión.

El pequeño artefacto casero estalló el 2 de octubre en el interior de la basílica de Santa María del Pilar en Zaragoza, al nordeste del país, cuando había fieles en el interior. No se registraron víctimas mortales ni heridos, pero sí pequeños daños materiales en algunos bancos y paredes de la nave central.

Un día después, un grupo anarquista español poco conocido llamado Comando Mateo Morral se atribuyó la responsabilidad del ataque, alegando supuestos vínculos del templo con la dictadura franquista. La misma organización reivindicó la colocación de un artefacto similar en la Catedral de la Almudena de Madrid, que la policía desactivó en febrero.

Los chilenos detenidos fueron identificados como Mónica Andrea Caballero Sepúlveda, de 25 años, y Francisco Javier Solar Domínguez, de 34. Díaz aseguró que ambos fueron investigados en Chile por delitos similares y se les llegó a vincular con una acción idéntica en la iglesia de Los Sacramentos de Santiago de Chile en noviembre de 2009.

La Jefatura de Inteligencia de la policía chilena colaboró activamente en la operación. Según Interior, los sospechosos se trasladaron a España después de quedar absueltos por un error procedimental en un caso juzgado en Chile que no se reveló.

En cuanto a los otros tres detenidos, la italiana, a la que se le acusa de colaboradora, fue identificada como Valeria Giacomoni, de 34 años. Los otros dos sospechosos se encontraban en el domicilio de los chilenos y no se facilitó su identidad ni su grado de implicación en los hechos.

Mateo Morral, como se hace llamar el supuesto comando, fue un anarquista español que atentó contra los reyes de España Alfonso XIII y Victoria Eugenia —abuelos del actual rey Juan Carlos— el día de su boda el 31 de mayo de 1906 en Madrid.

Desde el balcón de una pensión, Morral lanzó una bomba casera oculta en un ramo de flores contra la carroza en la que los monarcas recién casados paseaban y saludaban a la multitud.

El artefacto fue desviado por el tendido eléctrico del tranvía y explotó entre la gente. Murieron casi 30 personas y un centenar resultaron heridas. Los reyes salieron ilesos.