Consultor afirma que aún es posible hacer negocios en Cuba

Por Primerahora.com 06/16/2017 |04:37 p.m.
A pesar de la posición declarada por Donald Trump este viernes, parte de la política establecida por el presidente Obama seguiría en pie, incluyendo la posibilidad de que estadounidenses hagan negocios allí. (Archivo)  
El presidente Trump puso fin este viernes a la política de acercamiento promovida por Obama.

A pesar de los cambios de política comercial entre Estados Unidos y Cuba, anunciados hoy por el Presidente Donald Trump, las empresas puertorriqueñas y norteamericanas interesadas en hacer negocios en Cuba aún cuentan con grandes oportunidades en esa isla, según la opinión de Rolando E. Padua, consultor de negocios en Cuba y exsubsecretario de Estado durante la administración de Alejandro García Padilla.

De acuerdo con Padua, aún con los cambios propuestos por el presidente Trump, Cuba continuaría siendo un atractivo lugar para hacer negocios, pues muchas de las oportunidades de inversión extranjera allí seguirían siendo viables, ya que no guardan vínculos con el ejército cubano y se justifican bajo los preceptos establecidos en la nueva regulación federal.

Padua explicó que “la mayor parte de la regulación establecida por el pasado presidente Barack Obama se mantienen inalterada. Las relaciones diplomáticas se mantienen, así como las categorías de viajes que permiten el traslado de ciudadanos norteamericanos mediante vuelos directos y viajes en crucero desde Estados Unidos. El hacer negocios en Cuba sigue siendo una posibilidad. Como cuestión de hecho, la nueva política de Trump promueve el hacer negocios en Cuba, solo limitan el hacer negocios con el Grupo de Administración Empresarial (GAESA)”

Según Padua, el cambio propuesto más significativo es el limitar las posibilidades de hacer negocios con GAESA, por sus cercanos vínculos con el ejército de Cuba. Sin embargo, la nueva política promovería que empresas norteamericanas hagan negocios con empresas cubanas que no estén relacionadas al ejército y con las pequeñas empresas privadas que se han ido desarrollando en la isla durante los pasados años.

Padua también aseguró que los cambios anunciados por el Presidente Trump no tomarían efecto de inmediato ya que el Departamento de Tesoro de Estados Unidos tendría que confeccionar y publicar nuevas regulaciones sobre estos temas.

“Puerto Rico debe aspirar a hacer un puente comercial entre Estados Unidos y Cuba. Nuestros cercanos vínculos con ambos países nos posicionan en un lugar privilegiado para servir de enlace entre empresas estadounidenses y Cuba. Hay grandes oportunidades para que nuestras empresas puertorriqueñas exporten sus bienes y servicios a Cuba. Los cambios propuestos por Trump, aunque son un retroceso en algunas áreas, no limitan nuestras oportunidades comerciales en la mayoría de los segmentos económicos de Cuba”, insistió Padua. 

Regresa a la portada

Tags

CubaEstados Unidos