Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Entregan restos de una estudiante desaparecida en 1976

Por Agencia EFE 12/27/2017 |09:04 p.m.
Vista de un panfleto con la imagen de la joven desaparecida durante la dictadura militar, Marlene Mendizábal, en el acto para recibir sus restos hoy, miércoles, en ciudad de Panamá. (EFE / Alejandro Bolívar)  
Su cadáver fue encontrado con los cabellos atados a las raíces de un árbol de mangle.

Panamá. La familia de la estudiante panameña que desapareció el 31 de enero de 1976, en el área de Mariato, provincia de Veraguas, Marlene Mendizábal, podrá pasar un fin de año más tranquilo al recibir hoy sus restos, pero aún ahora no cambian las sospechas de que a la joven la mataron y no murió ahogada.

"Yo encontré una pañoleta de mi hermana, que ella usaba, con manchas de sangre. Las manchas de sangre estaban pegadas a la pañoleta, es mentira que murió ahogada. El agua no hubiese dejado que la sangre seca se pegara al pañuelo", indicó Kilmara Mendizábal en declaraciones a la prensa en el Instituto de Medicina Legal.

El cadáver de Marlene fue encontrado con los cabellos atados a las raíces de un árbol de mangle y el de Jorge Falconett, su novio, sigue desaparecido.

A pesar de poder darle cristiana sepultura a Marlene, su hermana Kilmara -entre llantos y con las volantes de aquel entonces donde daba a conocer su desaparición- agregó que "al sol de hoy" su familia no se cree el cuento de que murió ahogada, "ellos la mataron", refiriéndose a los militares que gobernaron en el país.

"En esos tiempos Omar Torrijos nos dijo que tomabamos el caso de mi hermana como bandera política para interferir en los tratados Torrijos-Carter", manifestó Kilmara, quien a pesar de tener de vuelta los restos de su hermana aún se le nota el dolor de la pérdida de su familiar.


Los hermanos de la joven desaparecida durante la dictadura militar, Marlene Mendizábal, Kilmara Mendizábal (izquierda) y Carlos Eduardo Mendizábal (derecha), participan del acto para recibir sus restos hoy, miércoles, en ciudad de Panamá. (EFE / Alejandro Bolívar)


Kilmara indicó que la familia agotó todos los recursos posibles en esos tiempos, donde el país vivía bajo un régimen militar, al punto de enviarle cartas a Torrijos, General de la Guardia Nacional, las cuales no fueron contestadas.

Se logró dilucidar el parentesco de consanguinidad de Marlene al resultar positivas las muestras de ADN de su hermana y madre.

Diomedes Trejos, jefe del laboratorio de Análisis Biomolecular del Instituto Medicina Legal, agradeció por la confianza para llevar adelante la investigación y adelantó que quedan restos en el instituto por hacerle exámenes.

"Estamos comprometidos en hacerle los análisis a los restos que tenemos en custodia", señaló.


De izquierda a derecha, la fiscal Gladys Morán; el director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Humberto Mas; así como Carlos Eduardo Mendizábal, Kilmara Mendizábal y Marco Mendizábal, reciben los restos de su hermana Marlene Mendizábal, la joven desaparecida durante la dictadura militar, hoy, miércoles, en ciudad de Panamá. (EFE / Alejandro Bolívar)


Humberto Mas, director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, expresó "estar satisfecho, mas no contento" por el trabajo científico que se ha hecho en este caso.

Según un informe elaborado en 2002 por la llamada Comisión de la Verdad, un grupo independiente creado para investigar los crímenes de la dictadura, se maneja que 110 personas fueron asesinadas o desaparecidas durante el régimen militar que gobernó Panamá entre 1968 y 1989.

Regresa a la portada

Tags

Panamádesaparecidos