Fernando De la Rúa sufre desmayo en juicio por sobornos

10/23/2013 |05:30 p.m.
El ex mandatario, que está en libertad, fue retirado de los tribunales en una ambulancia.
De la Rúa, de 76 años, sufrió una lipotimia, pérdida del sentido y el movimiento, durante el receso del juicio y fue asistido por el servicio de emergencias médicas. (Archivo)  

Buenos Aires.- El ex presidente argentino Fernando De la Rúa (1999-2001) sufrió una descompensación que lo obligó a abandonar los tribunales de justicia el miércoles en una nueva jornada del juicio en su contra por el supuesto pago de sobornos a senadores para la sanción de una ley de reforma laboral en 2000.

De la Rúa, de 76 años, sufrió una lipotimia, pérdida del sentido y el movimiento, durante el receso del juicio y fue asistido por el servicio de emergencias médicas. El ex mandatario, que está en libertad, fue retirado de los tribunales en una ambulancia. Antes pidió a sus abogados que continúen con el alegato de la defensa ante los tres miembros del tribunal oral federal número 3.

No se informó sobre el destino del ex presidente.

En 2000 el gobierno de De la Rúa, de la Unión Cívica Radical, impulsó en el Congreso un proyecto de reforma laboral fuertemente resistido por los sindicatos ya que implicaba fuertes recortes de beneficios en un contexto de recesión económica. La aprobación de la norma en el Senado necesitó del voto del bloque opositor de los peronistas.

Poco después, una investigación periodística reveló que se habrían pagado sobornos a senadores para la sanción de la ley, lo cual fue ratificado ante la justicia por un ex empleado parlamentario que confesó haber retirado el dinero de la secretaría de inteligencia y entregárselo a algunos legisladores.

En el mismo juicio están acusados el ex secretario de inteligencia Fernando de Santibañes, el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique, los ex senadores Augusto Alasino, Alberto Tell, Remo Costanzo y Ricardo Alberto Branda y el ex empleado parlamentario "arrepentido" Mario Pontaquarto.

La fiscalía pidió para De la Rúa una pena de seis años de prisión y también una inhabilitación especial por seis años para ejercer la función pública por el delito de "cohecho activo agravado".

El ex gobernante, que dejó el poder anticipadamente en medio de un estallido social y una de las peores crisis económicas en la historia del país, ha dicho que es inocente y que desconocía la maniobra.

Tags

Buenos Airestribunal