Gobierno de Malasia podrá apelar uso de la palabra "Alá" para referirse a Dios

08/22/2013 | 07:23 p.m.
Más de 100 activistas musulmanes se reunieron afuera del tribunal, y algunos gritaron "Allahu Akbar", o "Dios es el más grande", después de la sentencia. (EFE/Ahmad Yusni)  
El gobierno insiste en que Alá es una palabra islámica y que su uso por otros podría confundir a los musulmanes.

El gobierno de Malasia obtuvo hoy el derecho de apelar una decisión judicial que permitió a las minorías no musulmanas del país usar la palabra "Alá" para referirse a Dios.

Está previsto que las audiencias de apelación comiencen el 10 de septiembre para resolver el conflicto políticamente delicado que desencadenó ataques contra iglesias y otros lugares de culto hace más de tres años.

Alá significa Dios en árabe, y se utiliza comúnmente en la lengua malaya para referirse a Dios.

El gobierno, sin embargo, insiste en que Alá es una palabra islámica y que su uso por otros podría confundir a los musulmanes.

Según representantes de la Iglesia católica, no es razonable que el gobierno limite su uso de la palabra Alá porque los cristianos que hablan el idioma malayo también utilizan la palabra desde hace mucho tiempo para referirse a Dios en sus biblias, literatura y canciones antes de que las autoridades trataran de hacer cumplir la prohibición en los últimos años.

La disputa legal sobre el tema, que comenzó hace casi 6 años, surgió debido a los esfuerzos realizados por el periódico de la Iglesia católica en Malasia para usar la palabra Alá en su edición en lengua malaya.

El Tribunal de Apelaciones de Malasia determinó el jueves que el gobierno tiene el derecho de impugnar una sentencia de 2009 de un tribunal de primera instancia que permitió al periódico usar la palabra Alá.

Ese veredicto anterior desató una serie de ataques incendiarios y vandalismo en 11 iglesias, un templo sij, tres mezquitas y dos salas de oración musulmana. La prohibición del gobierno sigue vigente debido a una orden de suspensión de la sentencia hasta que se complete el proceso de apelación.

Más de 100 activistas musulmanes se reunieron afuera del tribunal, y algunos gritaron "Allahu Akbar", o "Dios es el más grande", después de la sentencia.

Tags

musulmán