Hallan restos humanos en centro comercial de Nairobi

10/18/2013 | 12:51 p.m.
Parte del techo del estacionamiento del centro comercial Westgate, en Nairobi, colapsó durante el ataque terrorista. (AP/Archivo/ Kenyan Defence forces via Citizen TV)  
Pudieran ser de los terroristas que atacaron el centro comercial Westgate.

Kenia.- Restos humanos calcinados, en cantidad suficiente para llenar dos cajas, han sido recuperados en varias zonas del centro comercial de Kenia que se desplomó mientras las fuerzas de seguridad combatían a los terroristas que lo invadieron, informaron el viernes las autoridades.

Cuatro fusiles automáticos AK-47 que al parecer fueron usados por los agresores en la crisis de cuatro días que comenzó el 21 de septiembre también fueron recuperados.

Es posible que los restos humanos pertenezcan a los agresores, indicó un funcionario de seguridad, pero ello no podrá ser determinado hasta que se lleven a cabo los análisis pertinentes.

Ambas cajas fueron llevadas el jueves al depósito de cadáveres, y forenses occidentales llegaron el viernes a ese centro y las sellaron, dijo un funcionario de la morgue a Prensa Asociada. Agentes del FBI investigan el caso luego de que los atacantes asaltaran el elegante centro comercial Westgate en Nairobi.

Uno de los cuatro agresores fue identificado por primera vez con su nombre real: Abdi Dhuhulow, un somalí nacionalizado noruego, según los funcionarios de seguridad. Documentos fiscales de Noruega indican que un Hasán Abdi Dhuhulow nació en 1990 y tenía un domicilio registrado en Larvik, en el sur de esa nación, en el 2009.

Un hombre que reside en otro país escandinavo y que sólo dio su nombre de pila, Yussuf, dijo a Prensa Asociada que cree haber conocido al asaltante en una reunión de inmigrantes somalíes en Oslo, la capital de Noruega, en el 2008.

Yussuf recordó que el hombre se llamaba Abdi y que mantenía relaciones con círculos "bastante radicales" en Noruega.

"Estaba loco. No se sentía en su casa en Noruega", contó Yussuf, que se negó a dar su apellido por temor a las represalias de los simpatizantes de la organización terrorista al-Shabab. Yussuf dijo que no tuvo contacto alguno con el hombre desde entonces, pero agregó que varias personas a las que conoce pensaron que lo reconocieron en las tomas de circuito cerrado de televisión durante el ataque al centro comercial.

"Dijimos que podría ser él cuando vimos el video", dijo Yussuf.

Nuevas tomas del vídeo captadas por las cámaras de seguridad muestran a los cuatro atacantes cuando entran al centro comercial y comienzan a disparar contra los clientes, el comienzo de un asalto de cuatro días que ocasionó un gran incendio y el desplome parcial del establecimiento.

El grupo extremista islámico somalí al-Shabab se adjudicó la responsabilidad por el ataque. Dijo que era en represalia después de que Kenia envió tropas a Somalia para intentar capturar a integrantes de esa organización.

Los periodistas de AP Jan M. Olsen en Copenhague, Dinamarca, y Karl Ritter en Estocolmo contribuyeron a este artículo.

 

nairobi vive horror en centro comercial
1/14
cor

Hombres armados lanzaron granadas de mano y abrieron fuego el sábado dentro del centro comercial más lujoso de Nairobi, matando a por lo menos 39 personas e hiriendo a decenas.

Se teme que pueda aumentar la cifra de muertos.

Los atacantes armados, vinculados a al-Qaida, preguntaron a las víctimas si eran musulmanes: si la respuesta era afirmativa, contaron varios testigos, podían marcharse. Pero no así los que contestaban no.

El grupo miliciano somalí al-Shabab reivindicó el ataque y dijo que era una retaliación por la incursión de las fuerzas kenianas en Somalia en 2011.

El grupo amenazó con más ataques.

Cuando caía la noche en la capital comercial del este de África, varios rehenes seguían dentro del centro comercial, pero funcionarios declinaron dar una cifra.

Dos grupos de fuerzas especiales habían ingresado en momentos en que el enfrentamiento ya llevaba más de nueve horas.

Reporteros de The Associated Press dijeron haber visto más de 10 cadáveres horas después de que el ataque comenzó en el centro comercial Westgate.

La tragedia ocurrió en la lujosa zona de Westlands en la capital del país.

El centro está situado en una zona pudiente de Nairobi y es frecuentado un público de alto poder adquisitivo.

Había vehículos abandonados frente al centro después de que el ataque comenzó alrededor del mediodía.

Rob Vandijk, que trabaja en la embajada holandesa, dijo que almorzaba en un restaurante dentro del centro cuando los atacantes lanzaron granadas de mano en el edificio.

Agregó que comenzaron entonces los disparos y la gente empezó a dispersarse y tirarse al suelo.

Las víctimas eran sacadas por la policía, paramédicos y voluntarios que ayudaban dentro del caos que se vivía.