Indignados en India tras la muerte de la joven violada

12/31/2012 |11:41 a.m.
El "manifestódromo" de Jantar Mantar se erigió un día más en el lugar elegido por los grupos de indignados para recordar a la chica violada y reclamar medidas contra los asaltos sexuales. (EFE)  
Las calles de Nueva Delhi registraron hoy nuevas manifestaciones para clamar por justicia y seguridad para las mujeres.

Nueva Delhi.- Las calles de Nueva Delhi registraron hoy nuevas manifestaciones para clamar por justicia y seguridad para las mujeres, tras la muerte este fin de semana de la joven violada en un autobús por seis hombres en la capital india.

El "manifestódromo" de Jantar Mantar se erigió un día más en el lugar elegido por los grupos de indignados para recordar a la chica violada y reclamar medidas contra los asaltos sexuales, al ser uno de los pocos lugares de la ciudad donde se permiten las protestas.

"Nuestra lucha busca obtener justicia y que se produzcan cambios urgentes en el sistema que aseguren penas duras y rápidas para los culpables", rezaban los panfletos que repartían los miembros de la Asociación de Estudiantes de toda la India (AISA) en Jantar Mantar.

"Así las mujeres podrán vivir de la manera que deseen en libertad y sin miedo. No digáis cómo debemos vestirnos, a qué hora tenemos que llegar a casa, con quién debemos casarnos o quien puede ser nuestro amigo", sentenciaban las notas repartidas por los jóvenes.

Los grupos de manifestantes, más o menos numerosos, transmitían su rabia por la muerte de la joven violada de maneras diversas: con un ataúd ficticio y un maniquí envueltos en velas, con sentadas silenciosas, cánticos o portando pancartas reivindicativas.

"Di no al nuevo año 2013", escribía una niña en grandes letras rojas en una cartulina.

Diferentes instituciones y particulares han decidido tomar la decisión de suspender varias fiestas de Nochevieja en Nueva Delhi como señal de respeto y luto por la joven violada.

Entre las instituciones que han tomado esa decisión se encuentran algunas de los más conocidas de la capital india, como el Gymkhana Club, el Golf Club y el Club de la Prensa, además de personalidades como la líder del gubernamental partido del Congreso, Sonia Gandhi.

Desde la violación de la joven el pasado 16 de diciembre, la India ha vivido una ola de protestas inéditas, algunas de ellas violentas, como las que produjeron en Nueva Delhi 143 heridos y un muerto en la plaza de la Puerta de la India hace una semana.

Los autores de la violación fueron detenidos y la joven, que fue trasladada el pasado miércoles al hospital de Singapur donde falleció padecía, según el último parte médico, "infección en los pulmones y el abdomen, y una herida cerebral importante".

La Oficina Nacional de Registro de Crímenes reveló en 2011 que cada 20 minutos una mujer es violada en la India, pero que en sólo uno de cada cuatro casos el violador es condenado debido, según los analistas, a la "inmensa corrupción" imperante en el cuerpo policial.

Tags

IndiaNueva Delhi