La enseñanza de español en China cumple 60 años

10/13/2012 |11:51 a.m.
La enseñanza del idioma inició en Pekín por exiliados de la Guerra Civil española y profesores latinoamericanos.

La enseñanza del idioma castellano en China, iniciada en Pekín por exiliados de la Guerra Civil española y profesores latinoamericanos, cumplió hoy 60 años con un emotivo acto de la Facultad de Español de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín, pionera de esta enseñanza en el país asiático.

Profesores actuales y jubilados, junto a graduados de las últimas seis décadas, rindieron homenaje a una facultad creada en 1952 por deseo expreso del entonces primer ministro Zhou Enlai, quien quería crear una escuela para formar intérpretes y diplomáticos con los que acercarse, en especial, al mundo latinoamericano, en los años en que China encabezaba el "movimiento no alineado".

"No teníamos libros de texto o diccionarios, y en la primera clase oral que tuvimos nuestro profesor ya no tenía ni dientes", recordaba hoy en el homenaje un alumno de la primera graduación, Pang Bingan, quien llegaría a ser vicepresidente de la agencia oficial Xinhua.

Pang rememoró que los primeros profesores provenían de la URSS, "y nos enseñaban el español usando el ruso, con un intérprete al lado que lo traducía al chino", una peculiar situación que pronto se resolvió con la llegada de la primera profesora latinoamericana, la chilena Delia Barahona, esposa del pintor Luis Venturelli.

Más tarde llegaron los primeros profesores españoles, Adolfo Melendo y su mujer María Lesea, republicanos que vivían en Moscú, los primeros de una serie de exiliados que fueron llegando a Pekín para divulgar la lengua de Cervantes.

"En los primeros años gran parte de los profesores eran exiliados españoles, pero en los 60 comenzaron a llegar más latinoamericanos", recordó a Efe el actual decano de la facultad, Liu Jian.

La facultad de español de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín (apodada por los pequineses "Beiwai" y cuna de muchos cancilleres y embajadores chinos) fue la primera en elaborar un manual de estudio de español y un diccionario mandarín-castellano, que durante décadas han servido de referencia a miles de estudiantes chinos de ésta y otras universidades.

Y fue uno de los profesores de la facultad más conocidos, Dong Yansheng (asistente al homenaje), quien llevó a cabo la primera traducción directa de "Don Quijote de la Mancha" al chino, recordó hoy el rector de la universidad, Yang Xueyi.

Por la facultad han pasado 2.000 alumnos, ha tenido como profesores invitados y conferenciantes a ilustres como Pablo Neruda o Ramón Tamames, y sus alumnos fueron durante décadas los principales protagonistas de las relaciones entre el mundo chino y el español.

"Todo empezó porque China organizaba en los años 50 una Conferencia de la Paz Asia-Pacífico, había 150 representantes latinoamericanos y rehusaban hablar inglés, así que Zhou Enlai pensó que hacía falta formar a intérpretes", recuerda en declaraciones a Efe, otro de los graduados en la primera promoción, Huang Zhiliang.

Huang, quien acabaría traduciendo "La Colmena" al chino, siendo amigo de Salvador Allende y ejerciendo de intérprete de los Reyes de España en la primera visita de éstos a China, en 1978, resalta que en aquellos tiempos los que se alistaban a la facultad no lo hacían por vocación. "No era voluntad propia, sino la decisión del Gobierno", rememora.

Seis décadas después el español se ha convertido en una lengua muy demandada en China, y más ahora que el país ha aumentado sus relaciones comerciales y de inversión con Latinoamérica, por lo que el número de facultades que enseñan castellano se ha multiplicado por siete en los últimos 10 años, de 13 a 90.

Aunque aún por detrás del inglés o de idiomas más cercanos a China geográficamente, como el japonés o el coreano, el español es un idioma en auge en el gigante asiático, a lo que también ha contribuido la presencia del Instituto Cervantes de Pekín, inaugurado en 2006.

"Deng Xiaoping dijo que el siglo XXI será el de Asia y América Latina, las generaciones que ahora estudian español están en un momento inmejorable", aseguró ante este auge otra ex alumna, Liu Yuqin, de la promoción de 1973 y quien recordó en la ceremonia de hoy cómo la Revolución Cultural afectó entonces a la facultad (profesores y alumnos trabajaron en el campo o en fábricas).

En el homenaje de hoy también estuvieron presentes los actuales embajadores de Venezuela, Ecuador, Uruguay y Perú, así como los profesores peruanos de la facultad Juan Morillo y Georgina Cabrera, que imparten este idioma a los alumnos chinos desde 1978 y recibieron una cálida ovación de sus estudiantes.