Ocho países inician en Brasil el mayor ensayo militar aéreo de América Latina

Por Agencia EFE 11/04/2013 | 10:40 a.m.
La bases Aéreas de Natal y Recife acogen a partir de este lunes los ejercicios de guerra. (Archivo)  
"CRUZEX Flight 2013" le llaman a los Ejercicios militares aéreos que se prolongarán por 11 días, e implicarán 89 aviones y nueve helicópteros y más de dos mil militares.

Río de Janeiro.- Las fuerzas aéreas de seis países suramericanos junto con las de Estados Unidos y Canadá iniciaron hoy en el nordeste de Brasil el ejercicio militar aéreo más importante de América Latina, informó la Fuerza Aérea Brasileña.

Los ejercicios militares aéreos llamados como "CRUZEX Flight 2013" se prolongarán por 11 días, hasta el 15 de noviembre, e implicarán 89 aviones y nueve helicópteros, además de más de dos mil militares.

La bases Aéreas de Natal y Recife acogen a partir de este lunes los ejercicios de guerra de las fuerzas aéreas de Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, Ecuador, Uruguay y Venezuela.

Argentina, cuya presencia estaba prevista, canceló a última hora su participación en el evento, aunque eso no modificará los ejercicios programados, según informó en un comunicado el director de CRUZEX Flight 2013, general Mario Luís da Silva Jordao.

Las aeronaves de las diferentes fuerzas aéreas que participan en la prueba llegaron en los últimos días a las dos ciudades del nordeste de Brasil, entre las cuales un C-5 Galaxy de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF).

También se pudo ver la llegada de un avión de fabricación china Shaanxi Y-8, perteneciente a la flota de la Aviación Militar Bolivariana, nombre oficial de la Fuerza Aérea de Venezuela.

A estas dos aeronaves se sumaron algunos F-16 estadounidenses, así como aeronaves IA-58 Pucará y A-37 Dragonfly de Uruguay, además de los Súper Tucanos de Ecuador.

Como ejercicio previo al inicio oficial de CRUZEX Flight 2013, aviones de guerra de Brasil y Colombia volaron juntos el pasado sábado y, por primera vez entre estas dos fuerzas aéreas, traspasaron combustible a 5.000 metros de altura de unas aeronaves a otras.

El coronel David Barreto, de la Fuerza Aérea Colombiana, calificó este ensayo como "un éxito" y destacó "el compromiso de los militares implicados".

"El foco de la operación está en el intercambio, no sólo durante los vuelos, sino también en tierra, por eso queremos facilitar la conversación entre las naciones", aseguró el coordinador general de comunicaciones, sistemas y tecnología de informaciones de la Fuerza Aérea de Brasil, Rodrigo Freire.

Según la misma fuente, este ejercicio busca entrenar la buena coordinación entre las fuerzas armadas de los diferentes países para actuar conjuntamente.