Opositor de Hugo Chávez pide que voten sin miedo

10/02/2012 |07:44 p.m.
Capriles, considerado el rival más fuerte que ha enfrentado Chávez desde que fue elegido por primera vez en 1998, insistió en que a los "venezolanos les gustaría escuchar cuales son las propuestas concretas" de su adversario, pero su rival "después de 14 años no tiene nada nuevo que decir". (AFP)  
Sus críticos dicen que Capriles no puede competir con el carisma de Chávez, pero sus partidarios destacan su perseverancia y aplauden su propósito de dar a conocer sus ideas mediante el contacto directo con los electores.

Caracas.- El candidato opositor Henrique Capriles habló hoy ante miles de seguidores en la capital del estado oriental Anzoátegui, a quienes pidió que voten sin miedo y lo ayuden a sacar a Hugo Chávez de la presidencia el próximo 7 de octubre.

"El gobierno tiene una campaña para sembrar miedo, el gobierno pretende intimidarlos, aquí nadie puede sentir miedo... no va a haber caos", dijo Capriles en la ciudad de Barcelona, unos 315 kilómetros al oriente de Caracas.

"El caos es la violencia en las cárceles, la inseguridad en las calles, las carreteras que no funcionan, los centros de salud sin insumos, y los problemas de luz y agua", agregó el candidato opositor, un abogado de 40 años, citando muchos de los problemas que agobian a los venezolanos.

La tasa de criminalidad de este país de 28 millones de habitantes es de 50 por cada 100,000 habitantes, según datos del gobierno para el 2011, y lo que la coloca entre al menos los primeros cinco lugares de América Latina.

Al referirse al mandatario, sin mencionarlo por su nombre, Capriles expresó que "algunos tratan de hacer intento después de 14 años para ganarse el favor del pueblo", pero "digan: no me pidas que te quiera, después que sus promesas de ayer olvidó".

Capriles, considerado el rival más fuerte que ha enfrentado Chávez desde que fue elegido por primera vez en 1998, insistió en que a los "venezolanos les gustaría escuchar cuales son las propuestas concretas" de su adversario, pero su rival "después de 14 años no tiene nada nuevo que decir".

La propuesta electoral de Chávez, que asumió el mando en 1999 y busca un próximo periodo presidencial de seis años, se basa en lemas como "preservar la vida en el planeta y salvar a la especie humana", tener "una nueva geopolítica internacional" y "continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI".

El joven político venezolano, representante único de la oposición aglutinada en la Mesa de Unidad Democrática, ha logrado congregar a cientos de miles en las calles, manifestaciones que figuran entre las más grandes vistas en muchos años en Venezuela.

Sus críticos dicen que Capriles no puede competir con el carisma de Chávez, pero sus partidarios destacan su perseverancia y aplauden su propósito de dar a conocer sus ideas mediante el contacto directo con los electores. El candidato opositor ha recorrido semanalmente decenas de ciudades y poblados pobres del interior del país, en los que incluye conversatorios con líderes vecinales y visitas casa por casa.

"Yo vengo aquí con agua y con sol, vengo a meterme entre ustedes para escuchar sus problemas y quiero para buscarle solución", dijo Capriles al referirse a los frecuentes apagones que suelen prolongarse por horas, el deterioro de las carreteras, el desempleo y el auge delictivo que citan los pobladores de Anzoátegui como sus principales problemas.

"Anzoátegui es una tierra bendita, con muchos recursos petroleros, playas para desarrollar turismo, tierras para producir alimentos, pero no ha progresado por el gobierno que en los últimos 13 años ha dirigido al país", indicó.

Capriles lamentó que muchos de los presentes han perdido artefactos electrónicos por los constantes apagones. Con excepción de Caracas, donde son esporádicos, las fallas eléctricas son un problema muy arraigado en este país sudamericano que posee las mayores reservas de crudo, de acuerdo a cifras de la OPEP.

"Yo los invito a todos ustedes, cada quien haga su lista de cuales son sus problemas, y después pregunten qué ha hecho la revolución por cada uno de ustedes", acotó.

Afirmó que su "compromiso es también con aquellos que piensan distinto y quieren un mejor país".

"Quiero pedirles a todos ustedes, aquí nadie se puede quedar sin votar... el 7 de octubre no va haber pueblo derrotado, los derrotados son los que se enquistaron en el poder y los que defraudaron la esperanza de ustedes", enfatizó.