Preocupa auge del dengue en República Dominicana

07/15/2010 |09:04 p.m.
Las autoridades dominicanas de Salud Pública expresaron hoy, jueves, preocupación por el auge del dengue.

República Dominicana.- Las autoridades dominicanas de Salud Pública expresaron hoy, jueves, preocupación por el auge del dengue en la ciudad de Santiago (norte), donde tres niños murieron en los últimos cuatro días, lo que eleva a once las víctimas en la zona desde enero pasado, dijeron fuentes oficiales.

El viceministro de Salud Pública, José Rodríguez Aybar, se reunió hoy con los directores de los cinco hospitales públicos de Santiago, junto a quienes anunció que mañana comenzará una campaña de lucha contra la enfermedad en quince comunidades de la provincia de Santiago, donde el dengue ha experimentado mayor presencia en lo que va de año.

Rodríguez Aybar dijo que la jornada, que se extenderá todo el fin de semana, pretende eliminar los criaderos del mosquito que trasmite el dengue.

Al operativo se integrarán 300 soldados entrenados para esa tarea, indicó el jefe de la Segunda Brigada del Ejército Nacional en Santiago, general Luis Aníbal Jiménez.

Según datos facilitados por el ministerio, a principios de este mes el número de fallecidos por dengue en todo el país era de dieciocho, con un total de 4,098 casos de dengue registrados.

La directora del hospital pediátrico Arturo Grullón de la ciudad de Santiago, Rosa Morel, indicó a los medios de comunicación que ayer murieron por esa enfermedad los niños Grisleydy Jiménez y Arismendy Díaz Castillo, de siete y ocho años, respectivamente, quienes estaban internados en ese centro.

El pasado lunes falleció en el mismo hospital la niña Elianne Capellán, de siete años, dijo Morel, al tiempo de informar que diariamente entre nueve y diez menores son ingresados en ese centro asistencial con posibles síntomas de la enfermedad.

Estas tres muertes se suman a otros ocho fallecimientos confirmadas por el Ministerio de Salud Pública en la provincia de Santiago.

Las enfermeras que trabajan en el hospital "Arturo Grullón", el único de atención infantil para las 14 provincias del norte del país, paralizaron hoy sus actividades por una hora, alegando que no dan abasto para auxiliar a la gran cantidad de pacientes que ingresan al centro afectados de dengue.

El presidente del Colegio Médico Dominicano(CMD) en el norte dominicano, Manasé Peña, pidió a las autoridades dominicanas que digan la verdad al pueblo sobre los casos de dengue que se registran en la zona.
Según expresó, los hospitales públicos José María Cabral y Báez y Arturo Grullón y los periféricos de Bella Vista, Ensanche Libertad y Cienfuegos, así como las clínicas de la zona, están llenos de pacientes con síntomas probables de la enfermedad.

El presidente de la Federación de Juntas de Vecinos de Santiago, Andrés Ramos, denunció que hay mucha confusión en la población sobre la forma de prevenir el dengue porque las autoridades no están orientando a la gente.

Explicó que desde mañana líderes comunitarios visitarán casa por casa unos 25 barrios para informar a la población sobre las medidas preventivas para evitar el contagio de la enfermedad.

El epidemiólogo Aulio Collado Anico, por su parte, aseguró que mientras el Ministerio de Salud Pública siga ocultando la verdad al pueblo, el dengue no podrá ser controlado y mucho menos erradicado.

"El dengue es una realidad tangible en el país, pero Santiago es la (provincia) más afectada y el Ministerio Público en vez de realizar una efectiva campaña preventiva dirigida a la población, lo que está haciendo es ocultando los hechos", indicó el médico.

El director provincial de Salud Pública, Ramón Martínez Henríquez, reconoció que la enfermedad está causando muchos estragos en la zona norte, sobre todo en Santiago, pero atribuyó el problema a la basura que hay en las calles y avenidas de la ciudad.

Autoridades y organizaciones barriales denuncian que el alcalde José Enrique Sued, quien no fue reelegido en las elecciones congresuales y municipales del pasado 16 de mayo, ha descuidado la limpieza de la ciudad tras su derrota electoral.