Preparados para el último adiós a Sarai-FOTOS

02/09/2013 |
Su esposo Steven y su hermano enfrentarán la dura realidad junto a la familia.
El cuerpo de Sarai Sierra será sepultado la próxima semana en el cementerio Silver Mount de Staten Island, Nueva York. (Suministrada)  

Tras un largo viaje desde Europa oriental hasta Estados Unidos, el cuerpo de Sarai Sierra, la joven madre de origen puertorriqueño que fue asesinada en Turquía en enero pasado, regresó a Staten Island, Nueva York, donde residía con su esposo Steven y sus hijos de 9 y 11 años.

Fuentes cercanas a la familia anunciaron que, previo al sepelio, amigos y demás personas tendrán la oportunidad de expresar sus condolencias en la iglesia pentecostal cristiana de Richmond Road, en Staten Island, donde la pareja contrattjo matrimonio.

El próximo jueves 14 se celebrarán allí dos servicios de despedida, uno de 2:00 p.m. a 4 p.m. y, el segundo servicio, de 7:00 p.m. a 9:00 p.m.

Los restos de la fotógrafa aficionada serán sepultados al día siguiente, en el cementerio Silver Mount de Staten Island.

El jueves pasado se supo que el esposo de Sarai, Steven Sierra, de 40 años, habló por primera vez con sus dos hijos sobre lo que le ocurrió a su madre. Este le dijo al diario La Prensa que era su responsabilidad contarles a sus hijos lo que aconteció.

“Ellos están batallando con la noticia, eran muy apegados a su mamá”, dijo.

Por otra parte, según el diario neoyorquino Daily News, las autoridades turcas dicen estar convencidas de que Sarai Sierra fue asesinada por un delicuente que pudo haber usado su propia casa para cometer el crimen trasladando luego el cuerpo hasta donde fue hallada para despistar a los investigadores.

Un testigo reveló que el cuerpo de Sarai presentaba extensos traumas en el torso y su cadera derecha. Además, tenía moretones en las piernas y una herida grande en la barbilla, visible a pesar del tono morado que cubría su rostro desfigurado por el golpe.

En un entrevista con el dirigente de la división de homicidios de la policía turca, Ertan Ercikti, este reveló que la intensa cobertura del caso pudo haber puesto sobreaviso a la persona o personas responsables. Además, la especulación que rodea al asesinato ha probado ser un agravante adicional.

Según la fiscalía turca, Sierra no parece haber participado en actividades ilícitas relacionadas con drogas ni contrabando, sino que visitó lugares turísticos, cafés y tiendas.

La fiscalía también aclaró que el hombre con quien alegadamente sostuvo relaciones sexuales, conocido como “Taylan”, no es sospechoso en el caso y su abogado ha desmentido las alegaciones de contacto sexual entre su cliente y Sierra.