Pyongyang dice que no invitará a nadie de EEUU para hablar sobre Kenneth Bae

Por Agencia EFE 05/05/2013 | 09:32 a.m.
"La República Democrática Popular de Corea (nombre oficial de Corea de Norte) no planea invitar a nadie de EEUU en relación a este asunto", explicó en un comunicado de la agencia estatal de noticias KCNA un portavoz de la cancillería norcoreana. (Archivo)  
El pasado jueves la Corte Suprema norcoreana sentenció a Kenneth Bae a 15 años de trabajos forzados.

Seúl.- El régimen norcoreano dijo hoy que no tiene intención de "invitar a nadie de EEUU" para tratar la liberación de Kenneth Bae, estadounidense condenado esta semana a 15 años de trabajos forzados por supuestos crímenes no especificados contra el Estado comunista.

"La República Democrática Popular de Corea (nombre oficial de Corea de Norte) no planea invitar a nadie de EEUU en relación a este asunto", explicó en un comunicado de la agencia estatal de noticias KCNA un portavoz de la cancillería norcoreana.

El mismo portavoz negó además que Bae sea "una ficha política para apostar" en negociaciones con Washington, tal y como han especulado medios y analistas.

"Algunos medios de EEUU han dicho que la RPDC ha tratado de usar el caso como una ficha política para apostar. Eso es ridículo e incorrecto", afirmó.

El pasado jueves la Corte Suprema norcoreana sentenció a Kenneth Bae a 15 años de trabajos forzados por un crimen sin especificar, pero que según autoridades norcoreanas iba destinado a derrocar al régimen comunista.

La condena a Bae ha sido interpretada por muchos analistas como una maniobra para ganar ventaja en futuras negociaciones con Washington por parte del régimen, que en los últimos días ha rebajado el tono de sus amenazas.

En marzo, Pyongyang inició una campaña de dura e insistentes amenazas bélicas contra Seúl y Washington en las que exigió el fin de los ejercicios conjuntos de los dos aliados en la península coreana y también la retirada de las sanciones que le impuso la ONU por su prueba nuclear de febrero.

Bae, un estadounidense de origen coreano afincado en China, fue detenido el pasado 3 de noviembre después de entrar en la ciudad de Rason (noreste de Corea del Norte) junto con otros cinco turistas.

Varios estadounidenses han sido detenidos en Corea del Norte y acusados de cargos similares, aunque todos fueron liberados tras rondas de negociaciones diplomáticas.

Washington ya ha pedido a Pyongyang que conceda la amnistía a Bae y algunos medios apuntaron a que el expresidente Jimmy Carter pretendía viajar al país comunista para buscar su liberación, algo que sin embargo descartó el viernes un portavoz del exmandatario.

En 2010, Carter ya participó en las negociaciones para liberar a Aijalon Mahli Gomes, un estadounidense al que se le impuso una sentencia de ocho años de trabajos forzados por entrar ilegalmente en Corea del Norte.