Revelan detalles de violación a turista en Río de Janeiro

04/02/2013 |12:44 p.m.
La estadounidense de 23 años fue violada en grupo mientras su novio francés era esposado, y obligado a ver el ataque.
Más de 5.300 casos de agresiones sexuales fueron reportados en Brasil entre enero y junio de 2012, de acuerdo con el Ministerio de Salud del país. (AP)  

Brasil.-  Una estadounidense fue violada en grupo y golpeada a bordo de una camioneta de transporte público mientras su novio francés era esposado, agredido con una barra de acero y obligado a observar el ataque después de que la pareja abordó el vehículo en el vecindario Copacabana de Río de Janeiro, informó la policía.

Fue arrestado un tercer hombre de 21 años por las agresiones, que se extendieron durante seis horas poco después de la medianoche del sábado, informó el martes la policía en un comunicado. Dos individuos de 20 y 22 años ya habían sido puestos bajo custodia por el ataque, y una joven brasileña dijo a las autoridades que ella también fue violada por los mismos hombres en la camioneta el 23 de marzo.

"Las víctimas describieron todo con muchos detalles, principalmente la violencia sexual", declaró el policía Rodrigo Brant a la red televisiva Globo. "Tan sólo la forma en que describieron los hechos fue impactante; la violencia y brutalidad. Incluso nos sorprendió a nosotros, que trabajamos en seguridad y estamos acostumbrados a escuchar ese tipo de cosas. Su informe nos dejó boquiabiertos".

El incidente hace surgir nuevas interrogantes sobre la seguridad en Río, que ha aplicado medidas enérgicas para reprimir la violencia del narcotráfico como parte de los preparativos para ser sede del Mundial de fútbol del año próximo y de los Juegos Olímpicos de 2016. La ciudad también será anfitriona de la Jornada Mundial de la Juventud, una peregrinación católica a la que asistirá el papa Francisco a fines de julio y a la que se espera acudan unos dos millones de personas.

Las autoridades de los comités organizadores locales de la Copa del Mundo y de las Olimpiadas no respondieron de inmediato a las solicitudes para que dieran comentarios al respecto.

El ataque también atrajo comparaciones con la golpiza y violación grupal de una universitaria en un autobús de Nueva Delhi, que derivaron en su muerte. Seis hombres asediaron a la joven de 23 años y a un amigo después de que abordaron un autobús privado, lo que desató una oleada de protestas en la India para exigir mayor protección a las mujeres. Las autoridades dicen que el turismo ha disminuido en el país luego de los ataques.

En el caso en Brasil, un comunicado policial indicó que los sospechosos obligaron a otros pasajeros a descender de la camioneta y luego violaron a la turista dentro del vehículo, el cual tiene capacidad para unas 12 personas y pertenece a una flotilla que da servicio en rutas de autobuses.

Con frecuencia ese tipo de servicios de camionetas se encuentran vinculados con el crimen organizado en Río. En general los turistas evitan abordarlas y prefieren autobuses o taxis.

Durante la agresión, los dos extranjeros fueron trasladados al barrio pobre de Sao Goncalo, donde los dos sospechosos fueron aprehendidos, señaló un comunicado policial. Los informes noticiosos indicaron que los dos extranjeros llevaban aproximadamente un mes estudiando portugués en Río y que ambos salieron de Brasil luego del ataque.

El teléfono celular de una de las víctimas fue hallado en poder de los presuntos agresores, agregó el texto. Estos también utilizaron una tarjeta de débito de los turistas en dos gasolineras.

Las víctimas identificaron a los dos sospechosos.

En una entrevista con Globo, el comandante Alexandre Braga, que encabeza la unidad policial de Río especializada en delitos contra turistas, dijo que éstos se encontraban inmersos en una cadena de crímenes sexuales.

"Las características de ambos delitos, tanto el caso brasileño como el de los extranjeros, nos llevan a creer que ellos (los sospechosos) querían tener una 'fiesta del mal', entrecomillas", dijo Braga. "El principal móvil parece haber sido la satisfacción de su lujuria".

El robo y otros delitos parecen haber sido "secundarios".

Varias llamadas telefónicas a la policía para solicitarle mayores detalles no fueron devueltas de inmediato.

Más de 5.300 casos de agresiones sexuales fueron reportados en Brasil entre enero y junio de 2012, de acuerdo con el Ministerio de Salud del país.

Tags

violaciónBrasilRío de Janeiro