Satélite nipón detecta objetos en la zona del Índico donde se busca el avión

Por Agencia EFE 03/27/2014 |10:10 p.m.
Las imágenes captadas por el satélite y analizadas por el centro de inteligencia de Japón muestran objetos de hasta ocho metros de longitud.
El examen de los datos de radar y satélite llevó a los investigadores a concluir que el aparato dio la vuelta y acabó en el sur del océano Índico. (Archivo)  

Tokio.- Un satélite japonés ha detectado una decena de objetos flotantes a unos 2.500 kilómetros al sudoeste de la costa australiana, la zona donde hoy se ha reanudado la búsqueda del desaparecido vuelo MH370 de Malaysian Airlines, según informó el Gobierno nipón.

Las imágenes captadas por el satélite nipón y analizadas por el centro de inteligencia de este país muestran objetos de hasta ocho metros de longitud y cuatro metros de anchura, según publican hoy los medios nipones.

El Gobierno nipón ya ha trasladado esta información al Ejecutivo malaisio, y considera probable que las imágenes correspondan al avión desaparecido al haber sido captadas en un área donde otros satélites han detectado objetos similares, según recoge la agencia Kyodo.

Los objetos fueron detectados entre las 9.00 y las 15.00 horas locales (00.00 y 06.00 GMT) del miércoles a unos 2.500 kilómetros del sudoeste de Perth (este de Australia).

El anuncio del Gobierno japonés tiene lugar después de que Tailandia y Francia anunciaran que sus satélites han hallado 300 y 122 objetos flotantes, respectivamente, todos ellos al sudoeste de Perth.

El operativo multinacional coordinado por Australia para buscar los restos del avión malasio desaparecido reanudó hoy su misión en esta zona del Índico, tras la suspensión ayer de la búsqueda por el mal tiempo.

El Boeing 777 despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar.

El examen de los datos de radar y satélite ha llevado a los investigadores a concluir que el aparato dio la vuelta y acabó en el sur del océano Índico, en un lugar lejano de tierra y que no ofrece esperanzas de supervivientes.

Tags

Japón