Se cumplen ocho años del tsunami que causó miles de muertes en Tailandia

12/25/2012 |07:21 a.m.
En Phuket, Tailandia, el tsunami ocasionó destrucción y muchas personas murieron ahogadas. (Archivo)  
La mañana del 26 diciembre de 2004 un tsunami dejó 8 mil muertos, causado por un sismo de 9 grados en la escala de Ritcher.

Bangkok.- Las playas de Tailandia en las que transcurre la muy taquillera película "Lo imposible", bullen de gente cuando se acerca el octavo aniversario del Tsunami que causó 8 mil muertos, sólo en esta margen de océano Indico.

Cuando la mañana del 26 diciembre de 2004 bajo la marea de manera rápida y sorprendente, muy pocos supieron en ese momento que una ola gigantesca causada por un sismo de 9 grados en la escala abierta de Richter se acercaba a gran velocidad a los puertos pesqueros, playas e islas de seis provincias del litoral tailandés.

Las autoridades de Tailandia no avisaron de aquel tsunami que con su poder de destrucción, pulverizó los complejos hoteleros y otros edificios de las islas Phi Phi, de la larga playa de Kao Lak en la provincia de Phan Nga, y del balneario de Patong, el más concurrido de Phuket, uno de los principales destinos turísticos del país.

Tampoco se llevó a cabo una evacuación que habría salvado muchas de aquellas 5.400 vidas, evitado que de otras 2,817 personas no se sepa nada desde entonces y que casi 1,500 niños perdieran a su padre o madre o quedaran huérfanos.

Ocho años después de que aquellas monstruosas olas causaran cerca de 230,000 muertos en una quincena de países del océano Indico, la mayor parte en la zona norte de la isla indonesia de Sumatra en la que perecieron unas 170,000 personas, los expertos mantienen que la prevención es la única defensa contra la fiereza de un tsunami.

Tailandia, uno de los principales países asiáticos receptores del turismo, asegura hoy que dispone de una alerta de tsunami capacitada para evitar por medio de la evacuación la repetición de un desastre similar en las provincias bañadas por las aguas del Mar de Andaman.

"En dos minutos podemos ahora calcular la velocidad del tsunami y el tiempo exacto que tardará en alcanzar la costa. Después podemos dar la alarma de inmediato", dijo a la prensa local Song Ekmahachai, director del Centro Nacional de Alertas de Desastre y Divulgación.

Según el responsable de este centro estatal tailandés, ante un eventual tsunami en 15 minutos los canales de televisión, emisoras de radio y agencias de noticias estarán en disposición de informar del mensaje a la población del país tras ser enviado vía satélite a las torres de alerta montadas a lo largo del litoral y en las islas.

El centro, creado este a raíz del desastre, tiene instaladas un total de 138 torretas de alerta y dispone de tres sofisticadas boyas con sensores para detectar un tsunami, una cerca de la costa y otras dos en el golfo de Marhahan, que comparte con Birmania (Myanmar).

Song explicó que cuando la boya transmite datos sobre una ola de un tamaño mayor del normal, el centro corrobora en "dos minutos" la información recibida, incluida la dirección y el tiempo que tardará en alcanzar tierra firme, con el Servicio Geológico de Estados Unidos y la Organización Mundial de Meteorología.

Por norma general, el centro tailandés emite antes una alerta de seísmo cuando este es de una fuerza superior a los 7,8 grados en la escala abierta de Richter y tiene su epicentro en las profundidades del océano Indico.

Hoy las playas del suroeste de Tailandia en las que transcurre la película "Lo imposible", están llenas de gente ajena a que, según la versión de algunos expertos, el sistema de alerta y señales de emergencia no han funcionado en ocasiones de la forma adecuada debido a la falta de mantenimiento.

Smith Dharmasaroja, meteorólogo y el exfuncionario que en 1998 advirtió sin éxito al Gobierno de que existía el riesgo de que un gran tsunami causará miles de muertos y no fue tomado en serio, ha denunciado este año el estado del sistema nacional de alerta.

El pasado 11 de abril, a raíz de un seísmo de 8,6 grados, próximo al epicentro del que causó el tsunami en 2004, el centro activó la alarma en Phuket y las provincias vecinas, aunque esta no sonó como debería haberlo hecho, reconoció unos días después el Gobierno. 


Tags

terremototsunamiTailandia